Actualizado el 29/02/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Las modelos tienen nuevas oportunidades en el Metaverso

Las modelos tienen nuevas oportunidades en el Metaverso

Escrito por Guillem Alsina el 04/10/2022 a las 11:41:53
686

La creación de avatares para modelos (y es probable que ello pueda extenderse también a actores y otros personajes públicos) puede representar una ampliación de los horizontes laborales, dejando que sea el avatar el que trabaje por la profesional.


Así lo ha visto Photogenics, una agencia de modelos con base en Los Angeles (California, Estados Unidos), que ha lanzado una división dedicada precisamente a los avatares en el Metaverso. Dicha división se centra en la creación de avatares de modelos para su uso en ventos virtuales, sesiones de fotografía (también realizadas virtualmente en el Metaverso) u otros tipos de trabajo, todos ellos virtuales.


Inicialmente, el ‘book’ de Photogenics constará de los avatares de trece modelos reales, entre las que se incluyen Sedona Legge, Milan Dixon, Dasha Nguyen y las Fly Twins. Estos avatares serán fotorealistas y, para su creación, Photogenics contará con el concurso de Nina Hawkins, pionera del Metaverso, y el cineasta Sage Morei, especializado en filmación tridimensional.


El proceso para crear dichos avatares consistirá, a grandes rasgos, en el escaneo de la cara de las modelos para que un algoritmo especializado en el modelado tridimensional cree las formas de la cara. El siguiente paso consiste en adaptar estas reconstrucciones a una simulación virtual de cuerpo, dejando el avatar completo y listo para su uso en animaciones y otros proyectos de tipo digital.


La creación de avatares puede permitir a las modelos extender su carrera profesional. Pese a que en los últimos tiempos hemos visto el retorno a las pasarelas de cotizadas modelos de los años 80 como Linda Evangelista o Kate Moss, el trabajo de modelo es cruel con la edad y... un avatar no envejece.


Además, es maleable, puede hacer cualquier trabajo sin siquiera que la persona original en el que está basado, tenga que trabajar físicamente, generando con ello un ‘rendimiento pasivo’ para la propietaria.


Por otro lado, la posibilidad de crear avatares totalmente originales que no reflejan una modelo humana existente y, por lo tanto, solamente dan beneficios a su creador, y la posibilidad de utilizar dichos avatares (o copias de ellos) para cosas bastante más turbias, son la cara más discutible de un negocio que justo ahora empieza a despegar.