Actualizado el 11/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. La teoría de redes explica el juego del mejor equipo de fútbol

La teoría de redes explica el juego del mejor equipo de fútbol

Escrito por Guillem Alsina el 16/10/2019 a las 17:07:07
830

Aviso: si es usted, estimado lector, un seguidor irreductible del Real Madrid, mejor no siga leyendo. Y no es porque yo sea del Barça, si no que el presente artículo y el estudio al que referencia contiene un número de loas a la mejor versión de la historia del club azulgrana, que pueden hacerlo difícilmente digerible para usted.


Y es que, que el Futbol Club Barcelona de la temporada 2009/10 sea uno de los mejores equipos del mundo si no el mejor, no lo digo yo, ni lo dice alguien vinculado con el club (bueno, eso sí, seguro, pero no para esta ocasión), si no que lo afirma un estudio llevado a cabo por un equipo del Laboratorio de Redes Biomecánicas de la Universidad Rey Juan Carlos I de Madrid (nada menos...), liderado por Javier Buldú.


Según nos cuenta el prestigioso MIT Technology Review, dicho equipo (el de Buldú, no el Barça) ha utilizado la ciencia del networking para capturar la esencia del juego del club azulgrana, aquello que crearon los húngaros de Puskás, Kocsis, Czibor y Hidegkuti en la década de los 50, que dominaron los holandeses Cruyff, Neeskens y Resenbrink en los 70 bajo el nombre de “fútbol total”, y que finalmente llegó al estado del arte con el Barça de Xavi, Piqué, Busquets, Puyol, y Messi, liderados desde el banquillo por Pep Guardiola y bajo el más folclórico nombre de “tiki-taka”.


Y lo que ha hecho el equipo de la universidad española es analizar la esencia del tiki-taka: los pases. Para ello, ha considerado cada jugador como un nodo de la red, y los pases entre jugadores como los enlaces entre nodos.


Teniendo en cuenta, además, la posición de cada jugador, lo que ha hecho el equipo de Buldú es mapear la evolución del juego del Barça utilizando ventanas de 50 pases. Me explico: tomamos los 50 primeros pases realizados entre jugadores del Barça 2009/10 durante un partido. Al llegar al pase 51, descartamos el primero, con lo que seguimos teniendo 50. Igualmente, al tomar en consideración el pase número 52, descartamos el segundo. Para generalizar, cuando se añade un nuevo pase a la lista, se descarta el más antiguo que tengamos.


Para tener un estudio comparativo, lo que hicieron los investigadores fue aplicar la misma metodología a los 19 equipos restantes de LaLiga para la misma temporada. El resultado fue devastador: solamente el Real Madrid demostraba mayor intensidad en ataque, pero solamente en los minutos finales del partido. ¿Cuántos partidos no habrá remontado el equipo blanco en los últimos minutos?


Dos particularidades que los investigadores pudieron certificar sobre el Barça fueron, por un lado, el alto número de triangulaciones (pases entre tres jugadores) realizadas sobre el terreno, muchas de las cuales pivotaban sobre Xavi y, por otro lado, que el equipo acostumbraba a conseguir una ruta óptima del balón hacia la portería, aunque para ello tuviera que realizar diversos pases hacia atrás y hacia adelante (el famoso tiki-taka). Esto es lo que permite crear oportunidades de gol.


¿Algún defecto en este “equipo perfecto”? Sí: el análisis de networking revela que, a mayor dispersión de los jugadores del equipo sobre el terreno, mayores probabilidades presentaba el Barça 2009/10 de encajar un gol.


Una vez explicado esto, un aviso a los entrenadores de salón o de bar (que, dicen, hay uno dentro de cada aficionado al fútbol): saber cual es el punto más fuerte del Barça de Guardiola no implica que estas cualidades puedan ser reproducidas en cualquier equipo.