Actualizado el 09/08/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. La OTAN quiere utilizar la tecnología puntera desarrollada por civiles

La OTAN quiere utilizar la tecnología puntera desarrollada por civiles

Escrito por Guillem Alsina el 26/04/2022 a las 18:42:53
430

De forma similar a lo que ya hizo Estados Unidos en 2015 con la Defense Innovation Unit, la OTAN ha anunciado la creación de la iniciativa DIANA (Defence Innovation Accelerator for the North Atlantic), cuyo cometido será el de trabajar codo con codo con el sector privado y el mundo académico (especialmente por su I+D) para aprovechar lo mejor de las nuevas tecnologías en pro de la seguridad transatlántica.

 


La forma de cumplir este objetivo será juntar a las mejores y más brillantes startups, investigadores, y compañías tecnológicas, con el personal de defensa de la alianza para que, entre todos, puedan resolver los principales retos en materia de defensa y seguridad.


Lo que aquellos agentes innovadores que sean aceptados como participantes en la iniciativa DIANA podrán disfrutar será el uso de docenas de aceleradoras y centros de realización de pruebas que la OTAN tiene repartidos entre más de 20 de los 30 países que la componen.


Uno de estos centros de pruebas se encuentra en España, cerca de Madrid, mientras que las aceleradoras más próximas están en Milán (Italia) y Lisboa (Portugal).


Las tecnologías en las que se centrará DIANA son las llamadas ‘profundas’ (deep), emergentes y disruptivas, y que la misma organización ha identificado como prioritarias. Entre estas se cuentan la inteligencia artificial, el procesamiento de grandes volúmenes de datos (big data), la computación cuántica, los vehículos autónomos, la biotecnología, los nuevos materiales, y la tecnología espacial.


Además de disfrutar de acceso a los sitios de testeo y aceleradoras de la alianza atlántica, las startups participantes pueden acceder eventualmente a parte de un fondo multinacional para innovación de unos mil millones de euros. Dichas startups deben encontrarse en los primeros estadios de evolución para poder disfrutar de la inyección económica.


Además, la OTAN también contempla la posibilidad de invertir parte de este dinero en otros fondos dedicados a promover empresas deep tech cuyos objetivos se alineen con las premisas estratégicas de la alianza atlántica.