Actualizado el 23/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. La oficina de derechos de autor de EEUU se cuestiona la IA

La oficina de derechos de autor de EEUU se cuestiona la IA

Escrito por Guillem Alsina el 18/04/2023 a las 15:47:58
982

La llegada al gran público de los sistemas de inteligencia artificial (IA) generativa, tales como ChatGPT para texto, o Dall·E para imágenes entre otros, ha provocado no pocas polémicas y otros tantos interrogantes sobre el futuro de los contenidos generados total o parcialmente por dichos sistemas. Uno de ellos es sobre los derechos de propiedad intelectual o copyright que aplicarán; ¿pertenecerán a la persona que lanza el prompt que los genera? ¿o bien serán para el creador de la IA o, incluso, para quien la configuró para trabajar, o la entrenó alimentándola con un conjunto de datos, si es el caso? ¿cómo se pueden proteger los derechos de autor de una obra realizada por una IA generativa y en la que el papel humano ha sido limitado?


En Estados Unidos, la Oficina de Derecho de Autor ha anunciado una nueva iniciativa para examinar este particular, actuando a petición tanto del congreso del país, como de varias personas individuales, y la cual debería desembocar en la creación de un marco legal para su regulación.


Entre los temas que deberá abordar esta iniciativa se encuentra no solamente el debatir a quién pertenecen los derechos de propiedad intelectual del producto generado por una IA, sinó también qué pasa cuando se emplean materiales sujetos a copyright en la fase de entrenamiento de una IA.


Tal y como cita la misma Oficina de Derecho de Autor de los Estados Unidos, esta iniciativa es en respuesta directa a los recientes y destacados avances de las tecnologías de IA generativa, y su llegada a los consumidores finales, lo que ha desembocado en su uso masivo.


Así, por ejemplo, el ChatGPT de OpenAI (por si queda algún lector que no lo conozca, un potente chatbot de generación de contenido en formato de texto) ha batido todos los récords existentes hasta la fecha en llegar a un millón de usuarios de pago, lo que es prueba inequívoca del interés que crean estos sistemas.


De hecho, y como indican desde la misma Oficina de Derecho de Autor estadounidense, ya están recibiendo peticiones de registro de obras que incluyen contenido generado por IAs. Por el momento, estos casos se están solucionando mediante unas nuevas directrices de registro, en las cuales se deja patente que los solicitantes tienen el deber de divulgar el haber incluido contenido generado por IA en las obras presentadas para su registro.


Las mismas directrices describen también cómo hacerlo, cómo actualizar las solicitudes pendientes y cómo corregir el registro público en las reclamaciones de derechos de autor que ya se han registrado sin la divulgación requerida.


Durante esta primavera, la Oficina organizará sesiones públicas con artistas, industrias creativas, desarrolladores e investigadores en el terreno de la IA y abogados que trabajan en esta área. Estas sesiones, que se realizarán en un formato de mesa redonda, proporcionarán una oportunidad para que los participantes discutan sus objetivos y preocupaciones relacionados con el uso y el impacto de la IA generativa en los campos creativos.


Más adelante en este mismo año, la Oficina planea publicar un aviso de consulta para solicitar comentarios públicos sobre una amplia gama de temas de derechos de autor que surgen del uso de la IA, y organizar una serie de seminarios web informativos durante el verano.


Para ayudar a la realización de esta iniciativa, la misma entidad también ha creado un sitio web para anuncios, eventos y recursos relacionados con la IA y los derechos de autor, en la cual están invitados los internautas a dar su opinión.


Es probable que la estadounidense no sea la única iniciativa abierta -especialmente a los creadores de contenidos- en este sentido, y que muy pronto tengamos también noticias de un equivalente europeo, por ejemplo y entre otros.