Actualizado el 28/09/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. La obsesión de la seguridad

La obsesión de la seguridad

Escrito por Redacción TNI el 09/05/2017 a las 18:42:59
1597

En los tiempos de la hiperseguridad, proteger nuestras casas es el último eslabón para sentirnos seguros.

 

¿Obsesión o realidad? Es curioso que protejamos tanto algunos aspectos de nuestra vida y que seamos tan poco cautos en otros como por ejemplo cuando publicamos fotos de nuestros hijos e hijas en las redes sociales.

 

Sea como sea, para los que quieran que sus casas estén a buen recaudo, la empresa francesa Somfy ha diseñado y presentado recientemente una gama de productos que les serán muy útiles.

 

Somfy One es el producto estrella que llegará a España a finales de mayo. Se trata de una cámara de videovigilancia de HD 1080p que puede controlar lo que ocurre en una habitación gracias a sus 130 grados de visión. Cuando un extraño entra en nuestro hogar, automáticamente, gracias al detector de movimiento del artilugio, el propietario recibe una notificación en su teléfono móvil. Es a través de una app que el usuario puede ver casi en tiempo real (con una latencia de 10 segundos) lo que está ocurriendo en su casa.

 

El objeto incorpora una cámara de infrarrojos para poder grabar de noche y dispone de una alarma de 90 decibelios para disuadir a los ladrones. Por si eso no nos convence, Smofy One también incorpora la posibilidad de poder enlazar, como si de un sistema de seguridad clásico se tratase, nuestra alarma con la policía. Y si aún queremos más, la app deja crear una comunidad de amigos, parientes o vecinos para que sean avisados si entra un ladrón, en caso de que nosotros estemos lejos de nuestra residencia.

 

No son las únicas ventajas que nos permite Smofy One. Este dispositivo incorpora un sistema que detecta a los niños y a las mascotas y no las asume como amenazas, y tiene la posibilidad de altavoz para comunicarnos directamente con el intruso.

 

Los precios del producto dependen de cuál de los dos modelos que ofrece la empresa queramos comprar. Mientras el más sencillo tiene un coste de 249 euros, el más completo cuesta 399 euros.