Actualizado el 21/09/2021

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. La nube

La nube se queda

Escrito por Albert Arnó el 09/03/2011 a las 00:00:39
3905

Hace aproximadamente 15 años que utilizamos las nuevas tecnologías en nuestro trabajo diario, y nos creemos que actualmente, por el hecho de estar sentados delante de un ordenador, y enviar correos a nuestros contactos, eso sí, copiando a todos, por si acaso, estamos utilizando las nuevas tecnologías. Nada más lejos de la realidad. Llevamos demasiados años utilizando los mismos programas, y de la misma manera, y lo hemos convertido en un sistema bastante ineficiente. La verdadera innovación ya no es utilizar “la informática” (curioso término, cada vez más en desuso), sino las herramientas y servicios que están apareciendo, utilizando la tecnología.

 


Uno de los exponentes más claros de este cambio es el cloud computing, o, computación en la nube, un concepto de trabajo mucho más reciente. En pocas palabras: trabajar en sistemas alojados en internet, trabajar directamente en la web, no con software instalado localmente en mi ordenador, así puedo trabajar y tener acceso a todo mi entorno digital (correo, calendario, documentos, etc.) en cualquier sitio donde haya un dispositivo conectado a internet. La idea de centralizar toda la vida digital de una persona o de un colectivo en una única plataforma parece de lo más sencillo. Pero ¿por qué entonces no se había explotado hasta ahora? Sobre todo por un tema de desconfianza, no nos atrevemos (o atrevíamos) a guardar nuestros documentos en la web, pero, poco a poco, esa desconfianza se está volviendo en confianza y utilidad. ¿Quién no tiene fotos personales en picasa o flickr?, por poner un ejemplo.
 

 

En la actualidad los proyectos online de diversa índole son ya algo que los clientes (en nuestro caso laboratorios farmacéuticos y hospitales fundamentalmente) no se cuestionan. La inmensa mayoría parecen haberse dado cuenta de sus evidentes ventajas. Se ha dado un salto global, a todos los niveles. Estamos tan inmersos en aspectos tecnológicos en nuestra vida privada que ya lo hacemos extensivo a todos los ámbitos, incluido, como no, el profesional. 
 

 

La globalización tecnológica también ha llegado, y para quedarse, a este sector y esto es un cambio fundamental. Como dato puede valer que hay un 20 % de nuestros clientes a los que no conocemos en persona. Todo el contacto ha sido a distancia por diferentes canales.
Es verdad que no todas las nuevas tendencias tendrán éxito, el reto es discernir qué será crítico y qué no lo será en las necesidades de los clientes y en el uso que éstos harán de todas las potenciales herramientas que tendrán a su disposición. 
 

 

En onmedic tenemos claro que el marketing del futuro (o, mejor, del presente) pasa por aquí. Será por así decirlo un marketing en la nube. Un ejemplo concreto: cuando hacemos un estudio clínico a diferencia de lo que pasaba años atrás, ahora podemos añadir las herramientas de colaboración que permita a los investigadores estar en contacto entre ellos y/o con los promotores, compartir documentos, calendarios, realizar presentaciones, videoconferencia, etc. Las reglas del juego cambian y al hacerlo abren nuevas oportunidades.