Actualizado el 20/09/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. La mano de Luke Skywalker ya existe

La mano de Luke Skywalker ya existe

Escrito por Guillem Alsina el 21/08/2019 a las 09:38:13
622

Seguro que aquellos lectores que ya tengan una edad recordarán la famosa escena de “El Imperio contraataca” en la que Darth Vader le corta de cuajo la mano a Luke Skywalker tras una pelea con sables láser. Y no hago más ‘spóilers’.


Lo que nos interesa es lo que venía a continuación: la substitución de la mano del héroe por una ortopédica robotizada que le permitía, además, recuperar el sentido de la sensibilidad, algo que se demostraba explícitamente en la película mediante una prueba realizada con dicha mano. Ciencia-ficción. Pero que actualmente, y gracias a la robótica, queda más en el campo científico que en el de la ficción.


Llamada muy acertadamente LUKE Arm (la mano de Luke en español), esta prótesis es fabricada por Mobius Bionics, pudiendo ser implantada a la altura de la muñeca, un poco más arriba del codo, o bien sustituyendo directamente todo el brazo a la altura del hombro, según el grado de amputación del paciente.


Según explica un estudio publicado en la revista Science Robotics, la LUKE Arm devuelve a su usuario la sensación táctil en la mano, de una forma similar a como lo hacía la prótesis de Luke Skywalker en la famosa película. Esto es posible gracias a los sensores biomiméticos bidireccionales incorporados en la mano robótica.


Dichos sensores reciben, en primer lugar, una señal eléctrica procedente de los músculos residuales que quedan tras la amputación, la cual es decodificada para interpretar la presión que el usuario quiere ejercer sobre el objeto a agarrar, y que se aplica proporcionalmente.


Por el otro lado, la activación de los sensores de contacto de la prótesis genera una señal que provoca una microestimulación intraneural de los tejidos nerviosos residuales, evocando sensaciones táctiles en la “mano fantasma”.


Gracias a esta sensación táctil, los usuarios de la LUKE Arm han sido capaces de ajustar en gran medida la fuerza requerida para tomar un objeto, de forma que ni se han pasado al tomar un objeto más delicado con la mano prostética, ni se han quedado cortos con los más pesantes.


Un agarre incorrecto lleva fácilmente a caídas de los objetos a tomar con la mano o a su rotura.


Según continúa afirmando el mismo informe, cuando el feedback sensorial es biomimético (diseñado para mimetizar las señales naturales de sensación), el usuario de la LUKE Arm es capaz de identificar los objetos de forma más rápida que con el uso de los tradicionales algoritmos codificados que dependen de forma exclusiva de la intensidad de los estímulos.


Todavía estamos lejos de aquello mano hiperrealista que le permitía al héroe notar unos pequeños pinchazos a los que respondía con un sutil “¡ai!”, pero cada día nos vamos acercando más a ello.