Actualizado el 20/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. La IA, clave para crear el horno solar más potente

La IA, clave para crear el horno solar más potente

Escrito por Guillem Alsina el 17/12/2019 a las 16:25:33
1384

Dada a conocer recientemente (lo que los norteamericanos llaman “salir del modo stealth” -sigiloso-), la startup Heliogen, dedicada a las energías renovables (solar, geotérmica, y combustibles renovables), ha anunciado que dispone de un horno solar capaz de superar los 1.000 grados centígrados.


Esta temperatura es la suficiente, según indican desde la compañía, para poder trabajar con materiales como el cemento, el acero o el cristal, entre otros para su uso en procesos industriales.


La tecnología tiene la misma base que quien no haya podido ver en directo, puede ver en alguna película (por ejemplo, Sahara, del 2005 con Matthew McConaughey y Penélope Cruz), consistente en una torre central rodeada de espejos. Dichos espejos reflejan la luz solar, dirigiéndola y concentrándola al recipiente de una torre central que, habitualmente, contiene un líquido.


Para aprovechar al máximo las horas de sol, los espejos deben moverse para captar la luz solar; la tierra se mueve en relación al sol, por lo que desde nuestro punto de vista el astro se irá desplazando, por lo que su luz nos llegará desde una posición que varía a lo largo del día. Y es aquí donde entra en juego la inteligencia artificial.


Según explican en la CNN, el sistema utilizado por Heliogen para controlar los espejos refractores dispone de un sistema de visión por computadora, sensores de detección de temperaturas y otros parámetros y otras tecnologías avanzadas que, naturalmente, no han querido revelar, para dirigir y operar el conjunto de espejos, de forma que estos recojan el máximo de radiación y la dirijan a un punto concreto del horno.


Hasta ahora, y según sigue explicando la CNN, lo más habitual en la industria es aumentar el número de espejos y utilizar materiales como el acero en la parte del horno, de forma que este se caliente más, ganando mayor temperatura.


No obstante, es gracias a esta nueva tecnología basada en la inteligencia artificial que se han conseguido rebasar los 1.000 grados centígrados de temperatura en el horno.


Otro beneficio de esta tecnología es que se genera tal calor (una cuarta parte de la temperatura en la superficie del sol), que este puede ser utilizado para crear hidrógeno limpio de carbono a gran escala, el cual a su vez puede ser empleado en combustible para vehículos rodados y aviones.


¿En vías de solucionar los días nublados?


El problema de la energía solar es la falta de la materia prima, es decir, el sol. Y es que no todos los días son aptos para cocer en un horno solar. ¿Qué pasa en los días de lluvia?


Industrias como la de la construcción, a las que se dirige el nuevo horno de Heliogen, requieren de una fuente constante de calor. Para ellos, la startup está trabajando en una forma de almacenar el calor generado, de forma que el horno puede funcionar en los días en los que no brille el sol.


La industria del cemento para la construcción es responsable del 7% de las emisiones de CO2 en todo el mundo, por lo que conseguir reducir estas supondría un fuerte impacto para revertir la crisis climática. No obstante, contando con una tecnología que ahora ha empezado, y que supone una inversión para la industria, su llegada podría ya ser tardía para conseguir un efecto significativo.


Ilustre inversor


Entre los inversores que han apoyado la iniciativa de Heliogen se encuentra Bill Gates, uno de los hombres más ricos de la tierra (a veces el que más, según las acciones que tiene rindan en la bolsa).


Gates, hace ya años retirado de Microsoft, se dedica desde hace tiempo a la realización de actividades filantrópicas mediante la Fundación Bill&Melinda Gates, que financia diversos proyectos para mejorar la calidad de vida alrededor del mundo.