Actualizado el 09/08/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. La alianza entre Obama y el Sillicon Valley

La alianza entre Obama y el Sillicon Valley

Escrito por Redacción TNI el 12/04/2016 a las 17:55:49
1668

Cuando Barack Obama llegó a la Casa Blanca, lo hizo de la mano de toda la intelectualidad de Sillicon Valley. No es secreto que las grandes firmas californianas fueron de las máximas inversoras de la campaña del presidente demócrata.

 

Es conocido por otro lado que el sistema electoral estadounidense se basa en gran parte en la capacidad que tienen los políticos de atraer donaciones de grandes capitales. De este modo y no es ningún desprestigio afirmarlo en EEUU, que el presidente entrante tendrá que rendir cierta pleitesía hacía aquellos lobbies que han hecho posible su elección.

 

Barack Obama y la Casa Blanca tienen favores pendientes con Sillicon Valley y por eso no resulta nada extraña la siguiente noticia.

 

Según ha informado Reuters, la Casa Blanca no dará apoyo a la ley por la cual se quiere obligar a las empresas tecnológicas a facilitar los datos de los usuarios a la administración. La administración estadounidense, tras los últimos episodios de terrorismo en suelo estadounidense, está dividida en esta cuestión. Para algunos político esta ley que hace posible que los jueces puedan exigir a empresas tecnológicas como Whatsapp, Google o Apple la entrega de datos o imponerles sanciones si no lo hacen es del todo necesaria, mientras que para otros, ésta supondría una intromisión muy poco saludable para el sistema democrático de los Estados Unidos.

 

En el complejo sistema político estadounidense el apoyo del presidente y la Casa Blanca no significa definitivamente que una ley vaya a ser aprobada, con todo resulta ser un empujón importante para los intereses de las empresas a las cuales respalda la máxima autoridad del país.

 

Desde la Casa Blanca de momento no se han hecho declaraciones más allá de la negativa a apoyar la ley. Con todo parece evidente que la administración Obama tiene demasiadas cuentas que rendir con un sector que le dio la presidencia.