Actualizado el 26/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL

Jumia, el primer unicornio tecnológico africano, desembarca en el NYSE

Escrito por Guillem Alsina el 23/04/2019 a las 10:26:27
1314

Creo que fue de boca de Alfons Cornella, este pasado noviembre durante la ceremonia de entrega de los Premis E-TECH en Gerona, que escuché la afirmación “espero una revolución tecnológica procedente de África en los próximos cinco años”.


Tal vez el enunciado de la afirmación difiera un poco con las palabras exactas que pronunció Cornella (si es que fue él; ya he dicho que creo recordar que así era), pero en cualquier caso el espíritu es el mismo.


La avanzadilla de esta revolución pendiente que nos llegará desde el sur tal vez sea Jumia, considerada como la ‘Amazon africana’, y que recientemente ha entrado a cotizar en la bolsa de Nueva York con una IPO (oferta pública inicial [de acciones], por sus siglas en inglés).


¿Por qué es tan importante este lanzamiento bursátil? No se trata tan sólo de la primera startup tecnológica que llega al parqué bursátil norteamericano, sino que gracias a los 200 millones de dólares que espera recaudar con la operación, también se ha convertido en el primer ‘unicornio’ procedente del continente africano, es decir, una startup que supera los mil millones de cotización.


La historia de Jumia da comienzo en 2012 de la mano de dos ex-consultores franceses de la conocida y prestigiosa McKinsey, Jeremy Hodara y Sacha Poignonnec, quienes se asociaron con dos emprendedores nigerianos, Tunde Kehinde y Raphael Kofi Afaedor.


Ante ellos, un reto: llevar las compras online a un país y un continente en los cuales las rutas de comunicación terrestres son, en muchos casos, precarias. Pero, a problema planteado, soluciones ingeniosas.


Los transportistas que trabajan para Jumia utilizan, por ejemplo, motos off-road preparadas para seguir los caminos más irregulares. Otro acierto ha sido el de aceptar los pagos a través del móvil.


Ya que los desplazamientos son, en muchos casos, largos y complicados, y que hacer llegar el cable del teléfono se encuentra con las mismas dificultades, las comunicaciones móviles han ganado mucho protagonismo. Iguales contratiempos sufre el negocio bancario, que no puede llevar una oficina a cada pueblo.


Uno más uno hacen dos: si la banca no llega y tengo un teléfono ¿por qué no operar a través de este? Así es como los pagos a través del móvil (sea este ‘convencional’ con funcionalidad de pago, o smartphone) se han hecho más populares que las tarjetas de crédito. Y Jumia ha tenido el acierto de reconocerlo y aprovecharlo, lo cual ha sido beneficioso para ella.


Desde 2012 hasta hoy, el grupo Jumia ha llegado a catorce países, todos ellos del continente africano, y en su Nigeria natal ya realiza repartos de comida al más puro estilo Uber Eats.


Pero ¿qué es realmente Jumia? Fácil: no se la llama la ‘Amazon africana’ porque sí, sino porque es un marketplace en el cual se vende de todo, principalmente electrónica, aunque también ropa y, como he dicho antes, comida entre otras cosas.


Analistas del sector afirman que la escena de las startups nigerianas se encuentra acercándose a su punto de ebullición, por lo que puede muy bien ser que Jumia no sea la última -aunque sí haya sido la primera- en dar el salto al parqué bursátil más conocido del mundo.


La revolución tecnológica procedente de África se acerca cada vez más.