Actualizado el 18/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL

Inventan la 'piedra espía' para uso militar

Escrito por Guillem Alsina el 14/12/2021 a las 16:58:11
678

Que los enemigos te salgan de debajo de las piedras puede o no ser una realidad, pero si tus enemigos son rusos, que te espíen desde las piedras, sin lugar a dudas puede darse. Según explican desde el canal televisivo Zvezda, en la academia de las fuerzas aéreas de Voronezh han inventado lo que califican de ‘piedra espía’.


En realidad, se trata de un robot espía camuflado con la apariencia de una piedra, que dispone de una cámara, micrófonos y sensores de movimiento. De esta forma, y una vez apostada al lado de un camino, en el medio de un campo, o en cualquier otra posición, la ‘piedra espía’ puede quedarse en estado de espera durante mucho tiempo, para activarse cuando los sensores detecten movimiento.


A partir de aquí, y según los datos que publica Zvezda, tiene una autonomía de quince horas de grabación ininterrumpida.


Pero todavía hay más: la falsa piedra puede moverse para cambiar de posición. No siempre una posición determinada es la idónea para captar de la mejor manera los movimientos del enemigo, por lo que han dotado al dispositivo espía de unas pequeñas orugas y un sistema de elevación sobre el terreno que le permiten moverse de un lado a otro.


A unos dos kilómetros de esta cámara espía se encuentra el operador, quien puede teledirigirla para ubicarla en otra posición, o devolverla a la base para recargar su batería.


El desarrollo de este ingenio espía ha sido dirigido por el supervisor científico de los cadetes de la academia de las fuerzas del aire de Voronezh, contando con la guía del Comité Científico y Técnico del Directorado de Entrenamiento de Combate de las Fuerzas Armadas. En el ejército de tierra no existe nada parecido.


Explicado como un artefacto perfecto para la guerra de trincheras (como, por ejemplo, la que se está llevando a cabo en la región del Donbás en Ucrania), los medios no indican si se producirá de forma masiva para el ejército ruso, o bien es un experimento sin poco recorrido de aplicación práctica.


Lo que sí ha trascendido es que la inspiración al supervisor científico de la academia le llegó a través de un complejo robótico de observación en Siria.