Actualizado el 26/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Intel mete un pie en el sector chino de los semiconductores

Intel mete un pie en el sector chino de los semiconductores

Escrito por Guillem Alsina el 02/06/2020 a las 18:02:17
833

En medio de una guerra comercial entre el gigante asiático y el norteamericano, Intel ha invertido -a través de Intel Capital, su fondo de inversiones- en dos compañías chinas del sector de los semiconductores, según informa la Agencia Reuters.


La primera de estas startups es ProPlus, la cual produce el software EDA, utilizado para el diseño de chips. Los principales competidores de ProPlus en el mercado son compañías estadounidenses: Cadence Design Systems, Mentor Graphics, y Synopsys.


Casualmente -o, para las mentes malintencionadas, no tan fruto del azar- el CEO de ProPlus había trabajado para Cadence, mientras que su Director había trabajado anteriormente en Taiwan Semiconductor Manufacturing.


En estos últimos años ¿ha enviado China a personal como directivos y técnicos a formarse en compañías occidentales para, posteriormente, construir sus propias empresas dentro del marco de un plan preconcebido?


La segunda compañía china en la que Intel Capital ha invertido es Spectrum Materials, la cual produce una serie de gases necesarios en el proceso de la producción de chips.


Este es un sector en el cual dominan tanto las empresas norteamericanas como las surcoreanas y japonesas.


Son desconocidos los motivos exactos que impulsan estas inversiones, pero bien pudiera ser que formaran parte de una estrategia para no quedarse fuera de un mercado tan ‘suculento’ como el chino, habida cuenta de que el gobierno norteamericano cada vez pone más trabas al comercio entre ambos países y, especialmente, en el sector tecnológico.


Lo que podría parecer, a primera vista, un problema para Huawei, sancionada sin poder utilizar material de empresas norteamericanas en sus equipos y software, en opinión de algunos analistas del mercado podría acabar suponiendo una ventaja competitiva que permitiría a China hacer la competencia a los Estados Unidos con productos 100% desarrollados en casa.


A este respecto, un conocido mío me explicaba, hace unas semanas, que hablando con directivos de Huawei, estos se mostraban eufóricos con la posibilidad de vender en todo el mundo smartphones fabricados al 100% en China con productos chinos, y dejar de lado la tecnología norteamericana.


Intel bien podría querer seguir suministrando a empresas chinas como la misma Huawei los componentes que necesita o, por lo menos, participando de un negocio tan lucrativo, aunque fuera indirectamente.