Actualizado el 20/09/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Instalador permite correr WIndows 10 en la Raspberry Pi

Instalador permite correr WIndows 10 en la Raspberry Pi

Escrito por Guillem Alsina el 11/08/2020 a las 19:06:02
1025

No ofrecerá un gran rendimiento pero, al menos, será un Windows 10 de escritorio y de 64 bits. Corriendo sobre una Raspberry Pi 3 B/B+ o 4 B.


WoR (Windows on Raspberry) es un software que permite crear una tarjeta SD con el sistema instalado, realizado a partir de una imagen de Windows 10 para arquitectura ARM de 64 bits, la cual se puede descargar a partir de los enlaces que se encuentran en el sitio web del proyecto.


Ofrece soporte para multi idioma, esquemas de partición MBR y GPT, puede ser instalado en tarjetas de 8 GB gracias a la compresión LZX y, para generar la tarjeta con el sistema instalado, solamente requeriremos un ordenador (que puede ser cualquier de arquitectura x86-64) con Windows 10 ya instalado.


No obstante -y vuelvo a hacerlo notar-, el rendimiento no será algo espectacular, sino más bien al contrario. Debemos ser consciente de que todo un Windows de escritorio se estará ejecutando sobre un hardware que no va precisamente sobrado.


Puede ser una opción de bajo coste para aplicaciones dedicadas o, si retocamos un poco el Windows eliminando servicios para acelerar ni que sea ligeramente, un escritorio de bajo coste, un reproductor de medios digitales para conectar al televisor, un reproductor del streaming de vídeo procedente de cámaras IP de seguridad, entre otros usos.


La cuestión principal es que esta máquina puede correr las mismas aplicaciones de escritorio que nuestros ordenadores, con un pero: que estén disponibles en versión para arquitectura ARM, o bien que sean ejecutables universales, algo que no siempre es posible.


Una Raspberry Pi 4 B con 2 GB de memoria RAM (configuración mínima) tiene un precio de unos 40 €, más unos 7 € de una caja (si no es que improvisamos una solución para contener la placa de otra forma), y de unos 60 € si optamos por la versión con 4 GB de RAM, o de unos 80 € por una configuración con 8 GB de RAM.


Cualquier mini PC en el mercado sube de los 100 €, pero también es cierto que ofrece mayor rendimiento que la Raspberry Pi y, además, monta un procesador x86-64, con la cual cosa la compatibilidad de las principales aplicaciones de escritorio está asegurada.