Actualizado el 18/06/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Google retrasa la entrada de las nuevas extensiones de Chrome

Google retrasa la entrada de las nuevas extensiones de Chrome

Escrito por Guillem Alsina el 25/10/2022 a las 14:53:48
796

A través de su blog de desarrolladores para Chrome, Google ha anunciado la actualización de la hoja de ruta que la llevará a cambiar la forma en la que su navegador maneja las extensiones para un formato más seguro y con mayor control de lo que estas hacen para los usuarios.


La actual forma de funcionamiento y gestión de las extensiones del navegador, llamada Manifest V2, se verá sustituida por Manifest V3, que introduce unos protocolos de funcionamiento y acceso a recursos y funcionalidades fuera del contexto de ejecución de la propia extensión más estrictos, y una mayor transparencia en las acciones que lleva a cabo cada extensión, así como más control del usuario sobre estas.


A partir de enero del próximo año, y con la versión 112 de Chrome, Google empezará a realizar experimentos -según las propias palabras de la empresa- para desconectar Manifest V2 en los canales Canary y Beta de Chrome, que en junio del año que viene se extenderán a todos los canales, lo que significa también en los usuarios finales.


A partir del mismo mes de junio de 2023, las extensiones que se basen en Manifest V2 desaparecerán de la Web Store de Chrome, la tienda de aplicaciones del navegador, pasando de estado visible a escondido. Es decir, seguirán allí pero no se podrán encontrar con una búsqueda estándar, al igual que ya no se podrán publicar nuevas extensiones basadas en esta versión de Manifest, solamente será posible publicar cumpliendo con la V3.


En el caso de los usuarios corporativos, estos podrán extender la compatibilidad con Manifest V2 hasta enero de 2024, para dejar más tiempo a una transición planificada, y teniendo en cuenta que los entornos profesionales siempre son más delicados que los usuarios finales para la introducción de cambios. Además, las extensiones de la web Store que sean solamente compatibles con Manifest V2, y que en junio habrán pasado a ser ‘invisibles’, pasarán a ser completamente eliminadas.


Un pequeño balón de oxígeno para los ad-blockers


Desde la EFF (Electronic Frontier Foundation, entidad dedicada a preservar los derechos y la libertad de expresión de los internautas), ya se quejaron el año pasado de que los estrictos controles y medidas de Manifest V3 no frenarán el malware que emplea el sistema de extensiones de los navegadores y, sin embargo, sí afectará a la innovación al reducir lo que pueden hacer las extensiones.


Concretamente, la EFF señala que las extensiones que buscan mantener la privacidad de los usuarios y liberarlos de la abundancia de publicidad en línea, se verán muy limitadas en sus funcionalidades, lo que llevará a que no consigan cumplir con el cometido que pretenden.


Recordemos que una buena parte del negocio de Google viene, precisamente, de la publicidad que los ad-blockers impiden visualizar para mejorar la comodidad de los usuarios.


De seguir la trayectoria prevista, si ello supone un problema, podríamos ver un cierto incremento en el número de usuarios de navegadores como Brave o Vivaldi, que disponen de herramientas integradas que garantizan la privacidad y el bloqueo de los anuncios, especialmente de aquellos que contienen cookies invasivas u otros tipos de rastreadores.


Ambos navegadores web citados se basan en el motor de Chromium, el mismo que equipa a Chrome, por lo que son compatibles con la forma en que este último renderiza y presenta las páginas web.