Actualizado el 24/11/2023

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Escuelas impresas en 3D para Madagascar

Escuelas impresas en 3D para Madagascar

Escrito por Guillem Alsina el 09/03/2021 a las 15:46:37
865

La impresión en 3D de pequeños edificios mediante una impresora de gran tamaño y materiales similares al cemento ya es algo sobradamente conocido de lo que hemos hablado aquí mismo con anterioridad, y hoy traemos un nuevo uso para esta forma de construir: las escuelas.


Thinking Huts (literalmente, en inglés, “cabañas para pensar”) es una organización benéfica que busca llevar la educación allí donde esta escasea debido a problemas como la pobreza o un alto índice de criminalidad, con el objetivo último de formar a quienes en el futuro deberán enfrentarse a estos problemas y otros para resolverlos. La educación como una herramienta para el progreso humano, un principio indiscutible.


Dicha organización ha iniciado un proyecto pionero en Madagascar, en colaboración con Hyperion Robotics: la impresión de escuelas en 3D mediante materiales que se traen de fuera para los muros, y acabados con materiales locales para los techos, puertas y ventanas.


Y no sólo esto: las impresoras, que son proporcionadas por Hyperion, se quedan en el lugar, y se enseña a los lugareños a construir sus propias escuelas para, en el futuro, continuar escolarizando la región.


A juzgar por los dibujos previos del proyecto, estas escuelas parecen una colmena, con una estructura básica que se repite para formar las distintas aulas, es de suponer que pudiendo interconectarse entre ellas mediante puertas.


En las mismas imágenes se puede apreciar lo que parecen placas solares instaladas en el techo, las cuales permitirían alimentar desde ordenadores a cualquier otro tipo de máquina útil en tareas escolares, pasando por baterías que acumulen la energía para su uso a posteriori.


La tecnología de impresión 3D para edificios también ha sido elegida para este proyecto por otro motivo: su respeto por el medio ambiente. Las estructuras impresas en 3D emplean una menor cantidad de hormigón que los edificios construidos con técnicas habituales, además de acortar ostensiblemente el tiempo de ejecución del edificio, consiguiendo una integridad estructural equivalente (para pequeños edificios de una sola planta, al menos, por el momento).


La mezcla de cemento empleada por Thinking Huts es capaz de soportar bien los elementos y emite una menor cantidad de CO2 en comparación con el cemento tradicional.


Pero ¿por qué la organización ha elegido Madagascar para implantar este proyecto? Antes de tomar la decisión, llegó a sopesar seis países más, además de este estado insular situado en el Océano Índico, delante de la costa sur oriental del continente africano. Se decantó finalmente por Madagascar -según explican en su sitio web- por la estabilidad de su gobierno, su economía emergente, las oportunidades que ofrece para crecer, y un gran potencial en materia de energías renovables.