Actualizado el 11/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Enviar mensajes mientras surfeas

Enviar mensajes mientras surfeas

Escrito por Redacción TNI el 18/05/2016 a las 17:39:36
1913

Deberíamos abrir una sección en Tecnonews que recibiera el nombre de "Inventos idiotas". Quizás algo más suave: "Inventos estúpidos". O tal vez aún más light: "Inventos que no sirven para nada". Sea como sea, la verdad es que cada vez es más frecuente ver como las grandes marcas, obsesionadas con la innovación por la innovación, inundan el mercado con desarrollos que poca utilidad tienen.

 

Esta semana debemos hablar de Samsung, compañía que por otro lado no aparece normalmente en el grupo de este tipo de forma de proceder, pero que esta vez se ha ganado un puesto con su último invento.

 

La empresa surcoreana ha presentado una tabla de surf capaz de recibir mensajes y enviarlos mientras los surfistas practican su deporte favorito. Pese a que los mundanos (ni los propios surfistas) no podremos disfrutar de ella este verano, pues se trata de un producto únicamente promocional, uno no sabe qué pensar sobre el dinero que gastan estas compañías en desarrollo e investigación.

 

¿Por qué la empresa ha creado la tabla de surf en cuestión si encima no podrá comprarse? Samsung está empeñada en demostrar la resistencia al agua de su Galaxy S7.

 

En el video publicitario en el que la empresa ha presentado el producto aparece el surfista profesional Gabriel Medina, quien mientras cabalga las olas, recibe tuits de apoyo de sus fans y, asimismo, les responde a través de la red de microblogging.

 

Según asegura la propia firma asiática, el desarrollo además de demostrar la resistencia al agua de sus productos, puede ser de gran utilidad para que los entrenadores de los surfistas se comuniquen con ellos mientras están en plena competición.

 

En conclusión y como pregunta recurrente en este tipo de casos: ¿En qué gastan su dinero las grandes marcas? Demasiado en promoción y poco, por ejemplo, en desarrollos sostenibles.