Actualizado el 23/11/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. El mundo de la electrónica reacondicionada: ahorrar y salvar el planeta

El mundo de la electrónica reacondicionada: ahorrar y salvar el planeta

Escrito por Guillem Alsina el 17/11/2020 a las 13:22:26
2007

Muchas veces nos planteamos la adquisición de un nuevo equipo electrónico (como un ordenador personal o un smartphone) sin tener en cuenta otras opciones que nos permitirían disfrutar de prácticamente el mismo rendimiento que un equipo de última hornada, con la misma garantía, y con un considerable ahorro económico. Me refiero a los equipos reacondicionados.


Para quien no lo sepa, el primer concepto que debe quedar claro es que estos equipos no son como los de segunda mano. Si estos últimos son vendidos por usuarios particulares y empresas ‘tal cual’, sin ninguna revisión a fondo ni puesta a punto, con lo que nos arriesgamos a las consecuencias, los reacondicionados pasan por un proceso de verificación por parte de empresas especializadas.


En esencia, lo que hacen estas es certificar que dichos equipos rinden de forma correcta, sustituyendo las piezas que no consiguen un rendimiento determinado por otras nuevas, limpiando el aparato de, por ejemplo, polvo, e incluso restaurando su aspecto estético en el caso de sufrir desperfectos en su carcasa.


Obvia decir que un reacondicionado nos saldrá mejor de precio (entre un 30% y un 70% dependiendo de varios factores como su estado estético y valor de mercado nuevo del producto), pero manteniendo la garantía de dos años idéntica a la de un producto nuevo.


Y, por si esto no fuera poco, contribuiremos a ahorrar desechos al medio ambiente, ya que un ordenador o un smartphone que se reciclan significa menos plásticos contaminantes y metales peligrosos que van a parar a las basuras. Y aunque muchas veces se hagan titánicos esfuerzos por reciclar esos materiales, muchas veces también se escapan acabando en localizaciones en las que provocan un gran daño a la naturaleza.


El primer marketplace dedicado en exclusiva al reacondicionado electrónico


Ahora que están de moda los marketplaces en línea, este modelo de negocio ha llegado también a los dispositivos electrónicos de consumo reacondicionados. Concretamente, entre la oferta existente en el mercado, el primero dedicado en exclusiva al reacondicionado electrónico es Back Market.


En las páginas de Back Market podemos encontrar miles de productos electrónicos reacondicionados por profesionales y certificados en todas las categorías: desde smartphones (tal vez, lo más popular estos días) hasta electrodomésticos como hornos microondas y ventiladores, pasando por ordenadores y televisores.


Siguiendo el modelo de operar el mercado pero no vender las mercancías, diversas empresas expertas en reacondicionamiento de los distintos dispositivos se encargan de realizar su trabajo y poner a la venta los dispositivos en el sitio web de Back Market, que actúa como plataforma. Dichas empresas son certificadas por la propia Back Market, lo que permite a la firma centrarse en asegurar la máxima calidad a sus clientes.


La versatilidad que ofrece para los pagos es equivalente a la de cualquier otra tienda online, incluso más que algunas otras: pagos con tarjeta de crédito, a plazos, y también utilizando sistemas como Paypal.


Mi experiencia


Recientemente, he necesitado adquirir una máquina para mi despacho. Mi viejo sobremesa hacía agua por todos lados. Reaprovechado de diversos retazos procedentes de aquí y de allí, dos de sus slots de memoria ya habían fallado, obligándome a reducir la cantidad de RAM, y en sus últimas semanas se colgaba un par de veces al día.


Me decidí a probar la aventura de los reacondicionados, y hacerlo con todo lujo, optando por Back Market: sustituí el viejo cacharro de sobremesa por una potente workstation portátil de Dell con un Intel Core i7 de cuarta generación, 32 GB de RAM y una unidad SSD de 512 GB. Su precio, menos de 900 euros cuando su precio original era de más de 1.800.


Tengo dos años de garantía y tuve el derecho a desistir de mi compra durante los primeros 30 días, derecho que no ejercí porque ya no quiero desprenderme de mi flamante estación de trabajo.


El motivo de comprar un portátil de gran potencia aunque sea grande y pesado, es simple: primero, una batería (que ofrece una autonomía muy similar a una nueva) que hace las veces de SAI por si algún día se va la luz de casa y, en segundo lugar, que puedo llevármelo si algún día lo necesito puntualmente. Además, me ahorro una de las dos pantallas que utilizo, pues al ser portátil, ya incorpora una.


Mi siguiente compra va a ser mi primer iPhone, con el que me voy a ahorrar unos cien euros. Y le voy a ahorrar al medio ambiente 194 gramos de residuos. En toda la historia de Back Market, este marketplace le ha ahorrado al mundo 1.700 millones de toneladas de residuos electrónicos, y 72 toneladas de materias primas.


Y, además, con parte de sus beneficios, ha plantado 100.000 árboles. Alguien estará disfrutando de la sombra de mi workstation, mientras yo escribo estas líneas en ella...