Actualizado el 18/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. El COIT impide la entrada a la Asociación Catalana de Ingenieros de telecomunicación

El COIT impide la entrada a la Asociación Catalana de Ingenieros de telecomunicación

Escrito por Redacción TNI el 16/02/2011 a las 00:05:44
6610

El pasado viernes el abogado Juan Verdasco, siguiendo órdenes de la junta del COIT en Madrid y de su Decano (según dijo el vigilante jurado) se personó en los locales del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación en Barcelona a las tres de la tarde, cuando ya no había nadie en las oficinas,  cambió las cerraduras tapó los cristales por dentro para evitar que se vieran lo que estaban haciendo dentro, empezó a quitar la inscripción de la Asociación Catalana de Ingenieros de Telecomunicación y dejó un vigilante con las órdenes estrictas que no permitiera el paso a nadie.

 


El local venía siendo utilizado por el recientemente creado Colegio Catalán (con el que el COIT tiene un contencioso por la interpretación del decreto 140/2010 de creación del Colegio Catalán ) y también por la Asociación Catalana de Ingenieros de Telecomunicación (ACET) con la que desde  mediados del año 2010 tiene suscrito un convenio. Según fuentes de la ACET hasta el lunes no recibió ninguna notificación de los motivos de esta actitud ni tampoco había recibido una comunicación para rescindir el convenio ni se comunicó esa voluntad a final del año 2010 que hubiera sido el momento de hacerlo.

 


Carles Martín Presidente de la Asociación ha manifestado que “podría entender que hubiera un conflicto de competencias de los colegios, pero con la decisión de sacar de esa  sede colegial a la Asociación Catalana -creada hace 20 años- y la forma alevosa cómo se ha hecho ataca a todo el colectivo catalán, incluso a los que pudieran estar en contra de la creación del Colegio Catalán independiente”.  Afirmó además "creo que los convenios se deben cumplir y si hay alguna discrepancia antes de adoptar medidas coercitivas de esta magnitud se debe hablar". 

 

Sin duda estamos ante otro triste episodio que ya ha pasado por encima del diálogo de las personas para acabar en los juzgados.