Actualizado el 25/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. El ciudadano tiene ahora el poder y hay que escucharlo

El ciudadano tiene ahora el poder y hay que escucharlo

Escrito por Redacción TNI el 18/11/2014 a las 20:07:50
2466

Tecnonews estuvo presente en el Forum de la comunicación con Jaume Giró.

 

El director general de la Fundación Bancaria "la Caixa", Jaume Giró, ha dicho que los cambios sociales que estamos viviendo están haciendo que el poder, con mayúsculas, se esté fragmentando y que la ciudadanía haya asumido una cuota importante. "El ciudadano tiene ahora el poder y lo sabe, y lo que hay que hacer es escucharlo", ha dicho. 



Giró ha destacado la creciente importancia de las redes sociales como altavoz de las inquietudes de la ciudadanía. "Los nuevos players, que antes se limitaban a votar cada cuatro años, ahora actúan cada día. La recomendación que te hace un amigo tiene más fuerza que siete u ocho mensajes tradicionales vía medios de comunicación", ha añadido.

 

Giró ha hecho estas afirmaciones hoy, 14 de noviembre, en la decimotercera edición del Foro de la Comunicación, que organiza el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC).

 

Según Giró, ante este cambio social, lo que deben hacer las instituciones y las empresas es escuchar a la gente y procurar que sea la propia gente la que hable. La estrategia para ganar en reputación pasa por la gente. "Antes se decía que un cliente satisfecho explicaba su situación a cinco personas y uno de insatisfecho lo explicaba a 11. Ahora la situación ha cambiado porque un ciudadano insatisfecho explica su visión negativa a miles de personas", ha señalado.

 

Giró ha puntualizado que el gran poder que tienen hoy las redes sociales no quiere decir que necesariamente tengan razón, pero las empresas e instituciones tienen ahora la obligación de escucharlas. "Tu responsabilidad es gestionar tu empresa y al mismo tiempo escuchar. Mal empresario sería el que sólo actuara al dictado de situaciones coyunturales", ha dicho.

 

En el caso concreto de Cataluña, ha expuesto que la confianza en los políticos está en un nivel bajo, sólo superados por los banqueros. "Es normal que sea así con lo que está sucediendo, porque al final la gente generaliza y es muy difícil que el ciudadano distinga el grano de la paja. Pero no todos somos iguales", ha puntualizado.

 

En cuanto al sector financiero, ha dicho que, a raíz de la crisis iniciada con la caída del banco de inversiones Lehman Brothers en 2008, la crisis ha sido muy intensa y ha supuesto que en España se pasara de 55 entidades bancarias a sólo 7. "Algunas entidades, no todas, recibieron ayudas públicas, pero ello permitió evitar el rescate de España", ha señalado.

 

Consultado sobre la Caixa en el coloquio, Giró ha expresado: "Intencionadamente no he querido hablar de mi entidad, sino del sector en general, pero sí puedo decir con orgullo que la crisis habría sido mucho peor sin la Caixa". Y ha añadido que su entidad dedica a la Obra Social 500 millones de euros cada año, 212 de los cuales se destinan a Cataluña. "No somos un banco más, pero no nos gastamos el dinero en decirlo, sino que preferimos destinarlo a hacer obra social", ha afirmado.

 

Finalmente ha insistido en que la credibilidad de una institución no se consigue por lo que dice, sino por lo que hace.

 

El ponente ha sido presentado por el presidente del CAC, Roger Loppacher, quien ha destacado que la situación actual de las empresas y las instituciones está marcada por la irrupción simultánea de la crisis económica, la crisis social, la crisis de los medios de comunicación y la revolución tecnológica. "Vivimos en un momento donde todo se ha acelerado, una época marcada por una enorme incertidumbre, por la falta de referentes y por los cambios acelerados".

 

En opinión de Loppacher, estas incertidumbres no sólo afectan al mundo institucional y empresarial, sino también a los medios de comunicación, que han sufrido un descenso importante de la publicidad y el sector se encuentra en un proceso de reconversión, marcado por los cambios tecnológicos y los cambios de hábitos sociales de consumo.

 

El presidente del CAC ha dicho que actualmente mucha gente entra primero en Twitter para enterarse de lo que está pasando en el momento, pero luego hace un seguimiento de los medios en línea, y todo ello mucho antes de que los medios convencionales difundan la información. "A pesar de reconocer las grandes virtudes de los nuevos servicios de comunicación, hay que reivindicar los medios de comunicación y también el periodismo, que creo que son más necesarios que nunca para ofrecer a la ciudadanía las claves de interpretación de lo relevante que está sucediendo", ha añadido.
Loppacher ha mostrado su preocupación por el hecho de que la fragmentación de las audiencias podría provocar una progresiva pérdida de la cuota de los medios catalanes y en catalán.