Actualizado el 26/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Desarrollan IA que prevé los conflictos por el agua

Desarrollan IA que prevé los conflictos por el agua

Escrito por Guillem Alsina el 18/02/2020 a las 19:46:08
957

El agua potable es un bien que cada vez escaseará más, llevando con ello a conflictos bélicos por su control y disponibilidad. Este es el cataclísmico panorama al que nos enfrentan algunos analistas, aunque el cuadro pintado ante nosotros no deja de tener sentido incluso hoy mismo, cuando ya hay conflictos en los que el control de las fuentes de agua potable es un factor muy a tener en cuenta.


WPS (Water, Peace and Security) es una entidad nacida en 2018 con el objetivo de identificar los riesgos más inmediatos de conflicto debido al control del agua y, a partir de aquí, desarrollar metodologías y herramientas para evitarlos. Utilizando la inteligencia artificial, dicha entidad ha elaborado un mapa que puede consultarse online, identificando las zonas con conflictos ya en marcha y las que pueden caer en un conflicto en un futuro a un año vista, por el control del agua potable.


Concretamente, la herramienta de WPS utiliza la disciplina de la inteligencia artificial llamada machine learning (y que vendría a ser algo así como “aprendizaje por parte de la máquina”), consistente en enfrentarse a tareas que varían, a partir de la inferencia por extrapolación estadística mediante algoritmos.


Dicho de otra forma: simula el pensamiento en un terreno concreto del conocimiento, aprendiendo de cada decisión tomada.


Para prever cuándo puede ocurrir un conflicto bélico, WPS utiliza una serie de indicadores de una amplia diversidad de aspectos: migraciones, estrés de los recursos hídricos (cuánto se consume frente a cuanto es capaz de reemplazar el sistema), ubicación de ciudades e infraestructuras, densidad de población, religiosidad, recursos en comida, o el tipo de gobierno que tiene la región.


Algunos de estos parámetros son difícilmente cuantificables para utilizarlos en un algoritmo, pero WPS ha hecho este trabajo.


Unos resultados que aplican el “más vale prevenir”


¿El resultado de todo esto? un modelo predictivo del que, eso sí, la mitad de alertas que da acaban siendo falsos positivos.


La ventana de trabajo para el sistema es de un periodo de doce meses, un año entero, y se entiende por conflicto aquella violencia organizada que acaba con un balance de una decena de muertos o más. Esta definición es suficientemente amplia como para que englobe conflictos locales y tribales, por ejemplo.


En total, y hasta ahora, el sistema creado por WPS ha sido capaz de acertar el 86% de los conflictos acaecidos, con lo que se supone que continuará mostrando esta misma capacidad de acierto en el futuro.


La herramienta del mapa interactivo ha sido pensada para ser utilizada por parte de los responsables de toma de decisiones, políticos, gobernantes, y responsables de seguridad. La esperanza, más que en el buen funcionamiento del sistema, que ya ha sido probado, debe recaer en ellos para evitar los conflictos. Y este, me temo, es el eslabón más débil de la cadena, puesto que las soluciones deben ser tomadas en el plano político, social y militar.