Actualizado el 11/06/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Consiguen transmitir energía del espacio a la Tierra

Consiguen transmitir energía del espacio a la Tierra

Escrito por Guillem Alsina el 19/03/2024 a las 13:12:00
590

Dentro de una década, la humanidad podría estar instalando centrales de producción de energía solar en el espacio, para enviar la energía producida a la Tierra para su consumo, según afirman los responsables del estudio Wireless Power Transfer in Space using Flexible, Lightweight, Coherent Arrays, tras una primera prueba piloto cuyo resultado ha sido la transmisión de una cantidad ínfima de energía desde un satélite en órbita, hasta la superficie de la Tierra.


Pese a que el documento ha sido publicado este pasado mes de enero, el experimento se realizó en marzo del año pasado, y consistió en la transferencia de una pequeña cantidad de energía no especificada, de forma inalámbrica, utilizando un satélite con placas solares para producirla, y una matriz de transmisores de microondas para enfocar y dirigir la energía hacia una localización específica en la Tierra.


Esta matriz de transmisores, denominada MAPLE (Microwave Array for Power-transfer Low-orbit Experiment), forma parte del Proyecto de Energía Solar Espacial (SSPP, por sus siglas en inglés) del Caltech (Instituto Tecnológico de California), y consiste en una serie de transmisores de microondas ligeros y flexibles, accionados por chips electrónicos personalizados construidos con tecnologías de silicio de bajo coste, que permiten dirigir la energía de forma precisa hacia el destino deseado en la Tierra.


Durante el experimento, los investigadores lograron transmitir energía desde el satélite, situado en órbita, hasta un receptor ubicado en el tejado del Laboratorio de Ingeniería Gordon y Betty Moore en el campus del Caltech, en Pasadena. La energía transmitida se detectó con éxito en la frecuencia y el tiempo esperados, demostrando así la capacidad del MAPLE para enfocar y dirigir la energía de manera efectiva a través del espacio.


Este logro no solo muestra la capacidad de MAPLE para operar en el entorno hostil del espacio, enfrentándose a extremas variaciones de temperatura y radiación solar, sino que también establece un precedente para futuros desarrollos en el campo de la energía solar espacial.


Con el objetivo final de implementar una constelación de naves espaciales modulares que recojan la luz solar, la transformen en electricidad y, posteriormente, la conviertan en microondas para ser transmitidas sin cables a largas distancias, el SSPP aspira a proporcionar energía de forma ininterrumpida a cualquier lugar del planeta, incluyendo zonas remotas o afectadas por catástrofes.


Además de que la recolección de energía solar en el espacio se encuentra libre de la barrera que supone la atmósfera y las nubes, por lo cual es mucho más eficiente, la capacidad de dirigir el rayo portador a lugares muy específicos, dota al sistema de gran flexibilidad para alimentar con energía allá donde se necesite.


Un primer uso podría ser dotar de electricidad a lugares devastados por algún tipo de catástrofe, como las naturales, ya que las redes eléctricas y de comunicaciones suelen quedar demasiado afectadas como para recuperarlas fácilmente.