Actualizado el 21/05/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Consigue crear una pieza de Lego que es un ordenador funcional

Consigue crear una pieza de Lego que es un ordenador funcional

Escrito por Guillem Alsina el 21/06/2022 a las 07:49:37
634

Ser aficionado al Lego y al mundo de la tecnología es algo ‘peligroso’, porque se te pueden ocurrir ideas ‘muy malas’; dejando de lado las bromas, Lego tiene una pieza que simula ser un ordenador, pero que no hace nada, es una simple pieza de plástico que tiene pintado lo que simula ser una pantalla y unos botones.


Así que uno de estos usuarios ‘tecnólogos’ aficionados al juego de construcción danés, ha creado su propia pieza clónica, pero funcional, con un microprocesador y una pequeña pantalla en su interior.


Tal y como explica en su cuenta de Twitter, el encapsulado de la pieza lo ha creado mediante impresión 3D, con un material que le otorga una cierta transparencia que permite ver el contenido de la pantalla.


Dentro de dicha pieza encontramos, si seguimos sus mismas explicaciones, una placa muy pequeña  con un microcontrolador STM32F030F4P6 de STMicroelectronics de arquitectura ARM que posee un núcleo Cortex-M0 de 32 bits funcionando a 48 MHz, y que normalmente va acompañado de una cantidad de SRAM que oscila entre los 4 y los 32 Kbytes.


No es que sea una configuración muy potente, pero todo lo que se le requiere es que imprima puntos y rayas (no código morse, sino que haga lo mismo que ofrece la pieza de Lego original, pero de forma dinámica, no estática) en una pantalla, y que lo haga por un tiempo indefinido. Su capacidad es, pues, más que suficiente para la tarea encomendada.


El conjunto se completa con una pantalla OLED QT1306P82 de tan solo 0,42 pulgadas que, gracias al material translúcido con el que está hecho el encapsulado de la pieza impresa en 3D, se puede ver desde el exterior de esta.


Lo más divertido del conjunto es que se le pueden programar otras visualizaciones además de los puntos y rayas antes comentados, como esta suerte de imitación de pantalla de radar que la convierte en idónea para su uso en dioramas.


La placa y la pantalla sacan la energía que necesitan para trabajar de una batería que se esconde bajo otra pieza, de forma que cuando se hacen encajar las dos, el sistema se inicia y deja ver los resultados de su programación en la diminuta pantalla.


No contento todavía con su ‘hazaña’, el mismo usuario (que responde al seudónimo James Brown en Twitter, donde declara ser de Nueva Zelanda) ha dotado de control capacitivo a su pieza, de forma que con la simple pulsación de un dedo, podemos manejar, por ejemplo, la dirección que toma la animación mostrada en pantalla.


Este tipo de piezas puede tener valor, por ejemplo, para finalidades educativas, ya que a los jugadores más jóvenes de los famosos ladrillos conectables, puede interesarles aprender a programarlas para dotarlas de la funcionalidad que desean. Y ya sabemos que la programación estructurada ayuda también a estructurar la mente de cara a disciplinas como las matemáticas entre otras.