Actualizado el 12/10/2021

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Comparan trabajos escritos por una IA con los de estudiantes humanos

Comparan trabajos escritos por una IA con los de estudiantes humanos

Escrito por Guillem Alsina el 23/03/2021 a las 21:38:05
849

El test de Turing, propuesto por el matemático, criptógrafo e informático teórico británico Alan Turing, consiste en comparar a ciegas las respuestas de una inteligencia artificial y las de un humano y, si hay dudas sobre cual corresponde cada uno, entonces podemos encontrarnos ante lo que tipificaremos propiamente como una inteligencia artificial.


Algo similar han hecho en EduRef.net, una organización dedicada a temas de enseñanza, al someter a textos creados por una inteligencia artificial a juicio de profesores, mezclados con textos redactados por jóvenes estudiantes humanos de enseñanza secundaria.


Esta inteligencia artificial es la GPT-3 (Generative Pre-trained Transformer 3) de OpenAI, un laboratorio de investigación y desarrollo cofundado entre otros por Elon Musk, el multimillonario impulsor de Tesla y SpaceX, y se cuenta entre las más avanzadas del mundo en lo que respecta al tratamiento del lenguaje.


Las materias sobre las cuales tuvieron que escribir tanto los alumnos humanos como la IA fueron cuatro: métodos de investigación, historia de los Estados Unidos, leyes, y escritura creativa.


En dos de estas cuatro materias (historia y leyes), GPT-3 obtuvo una calificación de B-, que equivaldría en nuestro sistema a un bien pero ‘bajo’, es decir, un cinco y mucho, o un seis y poco. En la disciplina de métodos de investigación, en la que todos debían escribir sobre la eficacia de las vacunas de la COVID-19, la inteligencia artificial pudo lograr obtener una calificación de C, que vendría a ser un suficiente.


Dónde sí ‘cateó’ la IA fue en la materia de escritura creativa, demostrando que actualmente las inteligencias artificiales pueden ser buenas resumiento datos, pero todavía no dan la talla cuando tienen que llevar a cabo un trabajo más ‘artístico’, pese a que por el poco tiempo en el que los seres humanos hemos jugado a ser dioses con ellas, las hemos hecho evolucionar mucho más rápidamente de lo que la misma humanidad ha evolucionado.


Así que, tan mal, no lo estamos haciendo. El balance para este experimento concreto: progresa adecuadamente, pero todavía tiene campo por recorrer.