Actualizado el 21/09/2021

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Cómo crear arte a partir de imágenes de satélite

Cómo crear arte a partir de imágenes de satélite

Escrito por Guillem Alsina el 07/09/2021 a las 18:31:30
467

Ramble es una compañía estadounidense que crea cuadros (sí, de esos para colgar en la pared) a partir de algo tan técnico cómo una imagen de satélite.


Explicado así, pudiera parecer que lo que hacen consiste, simplemente, en imprimir una fotografía captada por satélite en un formato de gran tamaño para, posteriormente, poder enmarcarla, pero la verdad es que el proceso es algo más complicado y largo para poder obtener un resultado que se aleja de dicha simplicidad para acercarse mucho más a un lienzo pintado.


Todo el proceso empieza con la selección, por parte del cliente, del área geográfica que quiere tener colgada en la pared. A partir de su tamaño, los técnicos de Ramble deciden la mejor fuente para obtener imágenes en alta resolución: fotografía aérea para áreas pequeñas (por ejemplo, una finca), o imágenes de satélite para países enteros (si no es que estamos hablando de Ciudad del Vaticano o Mónaco, por ejemplo) o continentes.


En cualquiera de los dos casos, lo que buscan estos técnicos es que la resolución del conjunto de imágenes que utilizarán para producir sus obras, exceda la resolución con la que finalmente se imprimirá el cuadro.


Un problema con las imágenes es que casi siempre aparecen nubes en ellas, por ello se toman diversas instantáneas para, posteriormente, componer con ellas una sola imágen libre de nubes, que refleje solamente la tierra.


El siguiente proceso es el de armonización de colores, para que en una imagen compuesta a partir de otras no se note la diferencia entre las partes que proceden de una u otra imagen fuente. Este proceso se realiza con el archiconocido software de retoque de imágenes Photoshop, de Adobe, tal y como nos lo cuentan desde la misma Ramble.


En el caso de que haya zonas que queden cubiertas por nubes en todas y cada una de las imágenes, sólo queda una opción: reconstruir manualmente el terreno.


El proceso de confección de la imagen final que será impresa y convertida en arte no acaba aquí, pues todavía se necesita añadirle información de alturas en forma de sombras y realces para que, al mirarla, dé una sensación de tridimensionalidad. Esto se realiza eliminando las sombras de los accidentes geográficos (por ejemplo, montañas) captadas en la imagen, y sustituyendolas por unas sombras calculadas según un método que hace que parezca que estamos viendo el terreno desde arriba y sin interferencias debido a la luz solar.


En algunos casos, también se añade información de altura a las cadenas montañosas submarinas y al relieve de la costa que queda bajo el mar. Y, el paso final, es el de la corrección de color para que la imagen pueda verse mejor, luzca más brillante y definida.


Los cuadros de Ramble se presentan en diversos tamaños, con el precio en función de dicho parámetro, y también de su acabado, que puede ser en aluminio, madera, o en cristal acrílico. En cualquiera de estos casos, es necesario no exponerlo directamente a la luz del sol para mantener correctamente la imagen.