Actualizado el 09/08/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Baterías que se cargan a partir de la humedad ambiente

Baterías que se cargan a partir de la humedad ambiente

Escrito por Guillem Alsina el 21/06/2022 a las 07:57:26
389

La ‘recolección de energía’, que significa que un dispositivo electrónico puede alimentar la batería que lo equipa recogiendo de alguna forma energía del entorno en el que trabaja -y, por lo tanto, alimentar un funcionamiento teóricamente eterno- no es algo nuevo y, de hecho, hace años que tenemos los relojes automáticos (también conocidos en inglés como kinetic, los cuales se dan cuerda a sí mismos a partir del movimiento del brazo de la persona que los lleva.


En electrónica, esta recolección de energía se hace de distintas formas, y podemos afirmar que las placas solares son una de ellas, ya que facilitan independencia de los enchufes a los dispositivos que equipan.


El problema de todas las formas existentes hasta ahora de generar energía a partir de elementos del entorno, es que han presentado una relación de eficiencia muy baja. Hasta ahora, porque un equipo de investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) ha anunciado un importante descubrimiento que facilita una sustancial mejora en dicha eficiencia.


La tecnología utilizada, y que explican en la sección de ciencia del rotativo australiano ABC, se basa en aplicar capas muy finas de óxido de grafeno, cada una de ellas del espesor de un átomo, y que en total no suman más que una fracción de milímetro.


El resultado de apilar varias de estas capas es un generador de electricidad a partir de la humedad ambiental. Si ensamblamos unos cuantos, podemos llegar a alimentar una calculadora de bolsillo.


Para el lanzamiento al mercado de esta tecnología, todavía tendremos que esperar, aunque la firma australiana Strategic Elements ya ha llegado a un acuerdo con los investigadores universitarios para su comercialización, según informan desde ABC.


Entre los usos que podrían tener estas baterías, podemos encontrar las pulseras de actividad alimentadas por el mismo sudor que generamos al hacer ejercicio, o unos earbuds que se alimentan de la humedad ambiental para no perder nunca la carga.


También la tecnología médica puede beneficiarse con este logro con, por ejemplo, sensores de medición de azúcar en sangre que puedan disparar un inyector de insulina en caso de necesidad, todo ello alimentado de la humedad ambiental.