Actualizado el 11/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Barcelona pierde congresos tecnológicos por culpa de la COVID-19

Barcelona pierde congresos tecnológicos por culpa de la COVID-19

Escrito por Guillem Alsina el 25/08/2020 a las 08:06:17
1069

Barcelona es una ciudad muy activa en materia de congresos en general y, de una forma muy concreta, en el ámbito tecnológico. La capital catalana no solamente produce sus propios encuentros, como el IoT Solutions World Congress, si no que recibe además otros eventos, como el VMworld EMEA, o el Gartner Symposium, que congregan en la ciudad condal un gran número de visitantes.


Pero la llegada de la COVID-19 lo cambia todo y, especialmente, en el terreno tecnológico, ya que las empresas tech son las más propensas a abrazar con fuerza un cambio como la virtualidad de los eventos, que llevó a la cancelación de muchas citas durante el confinamiento y su reconversión a actos en línea.


La situación no está para prever si pasado el verano se abrirán fronteras y los contagios estarán controlados; países que aparentemente habían capeado el temporal de forma más o menos exitosa como Portugal o Vietnam, están sufriendo -a una escala todavía diferente, eso sí- nuevamente los efectos del virus al relajar las medidas de confinamiento.


Es por ello que aventurarse a convocar un evento presencial en una ciudad determinada sin saber si por las fechas las fronteras estarán cerradas y los contagios en el área se habrán disparado, es más que osado, y puede acabar derivando en un fracaso absoluto de asistencia.


Es por ello que, por lo menos para las ediciones de lo que queda de este año y el que viene, muchas compañías están redefiniendo sus eventos como exclusivamente online.


CES, VMworld, Gartner Symposium...


Hace pocos días, la entidad organizadora del CES (Consumer Electronics Show), la CTA (Consumer Technology Association) sorprendía al mundo anunciando que la edición de 2021 se celebrará completa i exclusivamente online.


De esta forma, la ciudad norteamericana del entretenimiento y los congresos por excelencia, Las Vegas, pierde -al menos por el año que viene- una cita que congregó en la ciudad casi a 200.000 asistentes sólo el año pasado.


Como he dicho con anterioridad, Barcelona también se ve afectada por esta dinámica de ‘virtualización’ de los congresos: el VMworld EMEA, que el año pasado dio la bienvenida a unos 13.000 visitantes, se celebrará junto al evento norteamericano de forma estrictamente online entre el 29 de septiembre y el 1 de octubre de este año.


También lo hará el prestigioso Gartner Symposium, que el año pasado llevó a la ciudad condal unos 10.000 congresistas de todos los países de la región EMEA (Europe, the Middle East and Africa). Esta vez, se celebrará del 9 al 12 de noviembre, pero a través de Internet, a seguir en remoto.


Y el año todavía no ha acabado; desde la GSMA se ha dicho varias veces que el Mobile World Congress se va a celebrar en Barcelona entre el 1 y el 4 de marzo, pero dada la situación no puedo evitar pensar que parte de él (o, incluso, todo) pueda acabar celebrándose online.


Si, además, añadimos a ello el miedo que por aquellas fechas, algunas personas todavía le tendrán a viajar, y el desconocimiento de la situación médica (¿habrá ya vacuna? ¿cuántos la habrán recibido?), es prácticamente seguro que la asistencia no llegará a la mágica cifra récord de 109.000 que el evento consiguió el año pasado e, incluso, podría bajar de los 100.000 que el congreso congrega cada año desde 2016.


¿Quienes son los grandes perjudicados por esta situación? Obviamente, los negocios de hostelería, de restauración, y los de viajes.