Actualizado el 13/08/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Así son los videojugadores españoles (y en esto gastan su dinero)

Así son los videojugadores españoles (y en esto gastan su dinero)

Escrito por Guillem Alsina el 11/06/2019 a las 15:45:17
595

Hombre, con entre 25 y 34 años, que prefiere los videojuegos de acción seguidos de los de deporte y los FPS (First Person Shooter) en una videoconsola, y que se pasa una hora al día jugando más o menos, es el perfil que, más o menos, todos asociaríamos con el gamer en nuestro país. Pués vamos a ir teniendo que quitarnos este tópico de la cabeza, porque dos de cada cinco jugadores ya son jugadoras.


Concretamente, un 41% del total de jugadores habituales en nuestro país, según destaca el informe, son jugadoras, una cifra que debería ir creciendo en los próximos años.


El informe anual de AEVI, que cubre desde enero a diciembre de 2018, también ofrece datos reveladores sobre cómo gastan los videojugadores españoles su dinero, con un montante total de 1530 millones de euros gastados a lo largo de todo el 2018 en ocio digital.


Esta cifra convierte al español en el noveno mercado del conjunto de Europa, Asia, África y Oceanía, es decir, todo el mundo a excepción del continente americano.


Si bien el sitio preferido para gastar ese dinero sigue siendo el comercio especialista en materia de videojuegos, el escenario cambia: el jugador cada vez sale menos de casa para comprar, y si bien el medio online todavía no concita la mayoría del gasto (44,44%), incrementa un 43% el gasto que los jugadores hacen en él. Frente a esto, las ventas en comercios físicos decaen poco más del 4%.


Del estudio, también destaca el empate entre el smartphone y el ordenador PC como segundo medio favorito para jugar, con un 21% cada uno, y persiguiendo a las videoconsolas que son las preferidas por más de una cuarta parte del grueso de los jugadores, concretamente un 26%.


El móvil (y también el tablet) son los preferidos especialmente por el público joven y, más concretamente, por los niños entre los seis y los diez años. No es de extrañar: vosotros también habéis visto más de un padre y de una madre entregar su teléfono a sus hijos para que estos dejen de “dar la vara”, ¿verdad?