Actualizado el 03/08/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Aprobación de normas técnicas para el uso de dispositivos inalámbricos de banda ancha 4G en las frecuencias del GSM

Aprobación de normas técnicas para el uso de dispositivos inalámbricos de banda ancha 4G en las frecuencias del GSM

Escrito por Redacción TNI el 27/04/2011 a las 14:28:10
1996

La nueva Decisión forma parte de los trabajos de la Comisión encaminados a garantizar que las comunicaciones inalámbricas puedan acceder al espectro radioeléctrico que necesitan para desarrollar todas sus posibilidades. En particular, la Decisión de la Comisión establece los parámetros técnicos que permiten la coexistencia, en las bandas de frecuencias de 900 MHz y 1800 MHz, del GSM (teléfonos móviles 2G), de los sistemas 3G que añaden la Internet móvil a los servicios telefónicos normales (utilizando el sistema de telecomunicaciones móviles universales, UMTS) y de la tecnología móvil 4G, que hace posible una banda ancha de gran velocidad (utilizando los sistemas «Evolución a Largo Plazo» (LTE) e «Interoperabilidad Mundial para Acceso por Microondas» (WiMAX), que permiten procesar y transmitir mayores volúmenes de información). Esta coexistencia está prevista en la Directiva GSM revisada, sobre la utilización del espectro radioeléctrico para los servicios móviles (IP/09/1192).

 


La Decisión establece un mecanismo para la adopción de normas de armonización técnica basado en la información recibida de los expertos nacionales en radiofrecuencias. Las administraciones nacionales tienen de plazo hasta el 31 de diciembre de 2011 para incorporar la Decisión a su normativa nacional, de manera que las bandas del GSM queden efectivamente a disposición de los sistemas LTE y WiMAX. Sobre la base de las primeras medidas de la Comisión para abrir las bandas de 900 MHz y 1800 MHz, adoptadas en 2009 (IP/09/1545), los Estados miembros han tenido ya que examinar la competencia entre los operadores móviles y tomar medidas en caso de falseamiento de la misma, de conformidad con la normativa sobre telecomunicaciones de la UE.
 

 

En 2009, se llevaron a cabo estudios técnicos para demostrar que LTE y WiMAX podían coexistir de forma segura con los otros sistemas que utilizaban el mismo ancho de banda. Estos estudios aclararon, además, las condiciones técnicas en las que los sistemas que utilizan las bandas de 900 y 1800 MHz podrán proteger de interferencias a los sistemas situados en bandas de frecuencias adyacentes, tales como el GSM para los servicios ferroviarios y aeronáuticos. Los Estados miembros están obligados a dar una protección adecuada a los sistemas que utilizan bandas de frecuencias adyacentes.