Actualizado el 29/02/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. ¿Android 13 permitirá utilizar el smartphone como un ordenador?

¿Android 13 permitirá utilizar el smartphone como un ordenador?

Escrito por Guillem Alsina el 15/03/2022 a las 16:46:17
705

Conectar el smartphone a un monitor, teclado y ratón, y transformar su sistema operativo móvil en un sistema de escritorio para poder trabajar como en un ordenador, es un sueño que hace tiempo que acariciamos, con iniciativas que han empujado en dicho sentido, como la fracasada de Ubuntu, o el Motorola Atrix, un predecesor del entorno DeX de Samsung. Este último se ha demostrado, hasta la fecha, como el escritorio más eficaz, aunque sin abandonar Android como sistema operativo (consiste en una capa de interfaz de usuario que le da una barra de tareas y capacidad para ejecutar las aplicaciones en ventanas redimensionables, entre otras funciones).


Pero lo que ha descubierto la comunidad de desarrolladores de Android al descargar la versión preview de Android 13, la versión que actualmente se está trabajando desde Google para su futuro lanzamiento comercial, es que dicha nueva versión incluye una herramienta de virtualización que es posible activar, y que permite ejecutar máquinas virtuales con sistemas operativos de sobremesa, como GNU/Linux y Microsoft Windows 11.


Concretamente, ha sido un hacker que ha probado dicha herramienta de virtualización, el hipervisor KVM (que permite la ejecución de máquinas virtuales a velocidad cercana a la nativa), instalando diversas distribuciones de Linux y también Windows, y ofrece capturas de pantalla y vídeos de ello a través de este hilo de Twitter.


Técnicamente, este logro tiene cierta complejidad y no está al alcance de cualquier usuario. De hecho, es probable que no veamos que sea explotado hasta dentro de un par de versiones más de Android, pero las posibilidades que abre son inmensas.


La principal, la de utilizar nuestro smartphone con Android mientras nos desplazamos (por ejemplo, al trabajo) y, al llegar a destino, conectarlo con nuestro monitor, teclado y ratón, y pasar a utilizarlo con un escritorio Windows, haciendo así las veces de ordenador.


Los avances en los microprocesadores para smartphones, y el incremento en su potencia y en la del resto del hardware de los teléfonos, ha hecho que, a día de hoy, un smartphone de gama alta no tenga nada a envidiar a un ordenador. Y si en el futuro siguen avanzando, no hay ninguna duda que acabaremos empleando el teléfono también en función de ordenador.


Tal vez ahora estemos viendo el primer paso en dicho camino.