Actualizado el 04/08/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Amazfit X, un reloj que puede revolucionar la forma de los smartwatches

Amazfit X, un reloj que puede revolucionar la forma de los smartwatches

Escrito por Guillem Alsina el 12/05/2020 a las 14:41:03
843

Amazfit, la marca de consumo del fabricante chino Huami (que, a su vez, es el fabricante de los wearables de Xiaomi) ha iniciado en Indiegogo la campaña de financiación por micromecenazgo (crowdfunding) de su nuevo smartwatch, el Amazfit X.


Tras un primer vistazo, el Amazfit X puede darnos la impresión de ser una pulsera de fitness, más que un smartwatch, pero no nos engañemos; si los relojes inteligentes pueden hacer también el trabajo de las pulseras gracias a los sensores que incorporan, también pueden tomar prestadas formas para hacerse más cómodos. Y eso es precisamente lo que hace este ejemplar.


Según explicita en la campaña de crowdfunding la misma compañía fabricante, el Amazfit X presenta una forma curvada que encaja perfecta y cómodamente con nuestra muñeca, haciendo que el reloj sea cómodo incluso para echar un sueñecito, permitiendo así la medición de su calidad gracias a los sensores adecuados incluidos.


Para conseguir este nivel de curvatura, no solamente se ha curvado la pantalla doblando el cristal a 92 grados tras calentarlo hasta los 700 grados centígrados, sino que la batería también ha sido doblada, de forma que todo encaja perfectamente en una forma que pasa inadvertida en la muñeca.


Dicha pantalla proporciona, según la misma marca, un 244% de la capacidad de visualización que un reloj inteligente convencional, tomando como referencia el Apple Watch de cuarta generación.


Además, el Amazfit X también carece de botones u otros elementos de control físicos que puedan molestar al tacto. Todas las funcionalidades, apps y configuraciones se controlan gestualmente, a través de la interfaz gráfica.


El sistema operativo que utiliza es propio, y no una plataforma independiente del fabricante del hardware como puede ser el Wear OS de Google. Gracias a ello, el Amazfit X ofrece una duración de batería de hasta una semana entera a pleno rendimiento con una sola carga.


Por lo demás, el Amazfit X incluye lo habitual en este tipo de wearables: sensor de ritmo cardíaco (de tipo PPG y del cual Amazfit indica que es de los de mayor tamaño del mercado), sensor para medir el oxígeno en sangre (mediante luz infrarroja), y es sumergible con una resistencia de 5 atmósferas (hasta 50 metros de profundidad).


Monitoriza el sueño y nuestra actividad física, mandando los datos a través de Bluetooth a la app que se encuentra corriendo en nuestro smartphone.


Con un precio unitario de oferta de 134 € si se adquiere a través de la campaña de micromecenazgo, el Amazfit X ya ha conseguido más de 40 veces el objetivo marcado inicialmente. Con semejante éxito, podemos perfectamente preguntarnos si su atrevida forma podría llegar a imponer tendencias en un futuro. Virtudes, no le faltan.