Actualizado el 18/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Agenda Digital: la investigación financiada por la UE ayuda a los astrónomos a ver más allá

Agenda Digital: la investigación financiada por la UE ayuda a los astrónomos a ver más allá

Escrito por Redacción TNI el 07/09/2011 a las 20:53:32
1819

Radiotelescopios de todo el mundo pueden observar ahora simultáneamente los objetos más remotos del universo y generar imágenes de alta resolución, con un grado de detalle equivalente a distinguir un balón de fútbol en la Luna. La técnica, denominada interferometría electrónica de muy larga base (Electronic Very Long Baseline Interferometry, e-VLBI), ayuda a descubrir indicios sobre cómo se forman las galaxias al facilitar a los astrónomos recibir y procesar datos casi en tiempo real durante un experimento gracias a redes ópticas de alta velocidad, de manera que radiotelescopios de todo el mundo pueden funcionar juntos simulando un único telescopio gigantesco. Así no solo se mejora la calidad de los resultados de la observación, sino que se contribuye a rentabilizar al máximo las inversiones en radiotelescopios. Dos proyectos de telecomunicaciones electrónicas de alta capacidad, EXPReS y NEXPReS, que han recibido subvenciones de la UE por un importe de 7,4 millones de euros, apoyan la realización y uso de la astronomía e-VLBI. La creación de infraestructuras electrónicas para fomentar la ventaja innovadora de Europa es una de las prioridades de la Agenda Digital para Europa.


Los radioastrónomos observan los objetos del cielo para entender cómo evolucionan e interactúan las galaxias. Las observaciones mediante interferometría de muy larga base tradicional (VLBI) se efectúan mediante telescopios situados en varios países que enfocan simultáneamente la misma fuente. Cuanto mayor sea la distancia entre los telescopios, mejor pueden distinguirse los detalles de la fuente. Cada observatorio registraba tradicionalmente los datos en discos duros que luego se enviaban a un superordenador central para su análisis. La nueva técnica e-VLBI permite a los telescopios conectarse directamente al superordenador central mediante fibra óptica, con lo que se ahorran los costes de gestionar soportes de memoria y se consiguen resultados con mucha mayor rapidez. Los datos se procesan a continuación en tiempo real, de manera que los astrónomos reciben los resultados científicos transcurridas unas horas en vez de semanas. La técnica e-VLBI, que antes se limitaba a Europa, se utiliza ahora en todo el mundo.
 

Esta técnica se ha usado recientemente para observar una galaxia Seyfert, donde se han descubierto emisiones de potentes rayos gama que antes se creía que sólo podían proceder de los agujeros negros más potentes. Ninguna otra galaxia de este tipo se ha detectado nunca con esos altos niveles de energía y podría constituir el primer ejemplo de una nueva clase de objetos cósmicos. Estas observaciones e-VLBI han sido posibles gracias al uso de una red mundial y en tiempo real de los radiotelescopios mayores y más sensibles de Europa, Asia oriental y Australia, alejados unos de otros hasta 12,458 km y conectados mediante redes ópticas de alta velocidad.