Actualizado el 19/10/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Añade un toque de humor a tus videoconferencias con un burro

Añade un toque de humor a tus videoconferencias con un burro

Escrito por Guillem Alsina el 28/07/2020 a las 18:33:44
698

En Internet, todo es posible. Incluso alquilar un burro (me refiero el équido, no a una persona) para que haga una aparición estelar en una videoconferencia.


¿Ganas de gastar una broma? ¿de sabotear la reunión de alguien que no te cae bien? Por 75 dólares canadienses (unos 50 euros) puedes alquilar un burro para que haga su aparición estelar en la videoconferencia que quieres sabotear.


El requisito es, obviamente, que hagas llegar la forma de conectarse a la videoconferencia (en los medios en los que ha salido la noticia, como el South China Morning Post, hablan concretamente de Zoom), para que el animal se pueda conectar... bueno, que lo conecte su cuidador, obviamente.


La original idea ha partido de un santuario de animales canadiense que, como todo el mundo, ha sufrido el confinamiento por culpa de la pandemia. Y eso, en su caso, significaba perder todo el flujo de dinero para mantener a los animales que provenía de los visitantes.


Dicha entrada de dinero financia la vida de, además de al burro Buckwheat (nombre que viene de una especie de trigo), una veintena de vacas, patos, gallinas, y un caballo.


El burro es presentado en la videoconferencia al grito de “We are crashing your meeting, we are crashing your meeting, this is Buckwheat” y, a partir de aquí, la broma se extiende durante 10 minutos.


Si pagamos un poco más, 125 dólares canadienses, podemos ‘disfrutar’ de 20 minutos de aparición estelar de Buckwheat, y por 175 dólares de media hora. Sólo tiene un posible inconveniente: puede ser que lo alquilemos para sabotear una reunión y, en realidad, acabe amenizándola. Todo depende de como lo reciban quienes participen de la conferencia.


Y a Buckwheat ya le han salido imitadores; concretamente Mambo, un burro norteamericano (y esta afirmación no es ninguna crítica geopolítica) que hace exactamente lo mismo. Además, los propietarios del primo norteamericano de Buckwheat también alquilan otros animales para la misma tarea.


¿Quien dijo que las videoconferencias tuvieran que ser aburridas?