Actualizado el 20/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Entrevistas
  4. >
  5. Solé Parellada: “Renunciar a la innovación quiere decir morirse”

Solé Parellada: “Renunciar a la innovación quiere decir morirse”

Escrito por redaccion Tecnonews el 23/09/2011 a las 15:59:29
5846

Francesc Solé Parellada, catedrático del Departamento de Organización de Empresas, director del Parc de Recerca i Innovació de la UPC y codirector del EXECUTIVE MBI

El Executive MBI (Master in Business Innovation) de la UPC quiere dotar a los profesionales de los instrumentos necesarios para poder gestionar el crecimiento de la empresa a partir de la innovación y la emprendeduría. En otras palabras, el MBI forma a los directivos que liderarán y asegurarán los procesos de innovación en las empresas, y los dota de la capacidad de afrontar el futuro de las organizaciones. El máster llega, este curso, a su segunda edición, avalado per e éxito de la primera, que consiguió un elevado índice de satisfacción entre los participantes, gracias, sobre todo, a un factor: integrar la innovación como un elemento clave en la estrategia empresarial. Su director, Francesc Solé Parellada, lo explica.

 

¿Qué diferencia el MBI del MBA?

 

El MBI va más allá, es el MBA del futuro. Es un MBA convencional, pero enfocado en la gestión del proceso de la innovación y en la formación sobre la naturaleza de la emprendeduría. En realidad, se fundamenta en los aspectos más sustanciales de la innovación y, además, en hacer que la gente adquiera compromiso, aprenda a arriesgarse, conozca qué quiere decir crear realmente una empresa. Es a decir, se basa en el hecho que los directivos descubran oportunidades, creen nuevas, incluso, y sepan qué hacer con ellas.

 

¿Con qué asignaturas cuenta?

 

Las clásicas de un MBA –gestión financiera, gestión de márqueting, operaciones, recursos humanos, gestión de la innovación, gestión tecnológica...–, a les que se añade, con mucha intensidad, la innovación en todos los ámbitos, pero, sobre todo, en los de nuevos productos y nuevos procesos. Y se le suma la emprendeduría, con habilidades directivas, compromiso, creación de empresa y realización de un business plan.

 

¿Es la innovación la clave para salir de la crisis?

 

No hay ningún negocio, en la historia de la humanidad, que no se haya construido sobre la base de innovar. La misma creación de una empresa ya significa innovar, porque es poner en el mercado alguna cosa nueva que le hacía falta. En todo momento, la innovación tiene que estar siempre presente en una empresa –innovar en producto, en procesos...–, porque renunciar a la innovación quiere decir morirse. Sin embargo, sí que es cierto que, en un momento de crisis económica como el actual, se tiene que buscar salidas. Hay muchísima gente en el mundo, pensando cómo bajar los costos en su ámbito. Pero se debe tener claro que si no se innova en procesos seguro que, en poco tiempo, los costes no te permitirán sobrevivir. Con todo, hace falta ir con mucho cuidado con las aventuras empresariales: se debe vigilar para no equivocarnos con un exceso de optimismo. En una época anterior podía ser prueba y error, pero en esta no nos podemos permitir resbalar.

 

Es director del Parc de Recerca i Innovació de la UPC y del Programa Innova, que ha generado 240 spin-off. ¿Por qué razones la universidad debe ocuparse de generar empresas?

 

Por muchas razones. Principalmente, y en especial la universidad pública, para retornar a la sociedad el dinero que esta ha invertido a través de cosas lícitas que la harán crecer, más rica, más responsable, etc. Por ejemplo, las 240 spin-off del Programa Innova [un programa que tiene por objetivo fomentar el espíritu emprendedor y la cultura de la innovación, así como la creación de empresas desde la universidad] han creado casi 3.000 lugares de trabajo. Pienso que lo debíamos a la sociedad, porque la universidad tiene un compromiso con el desarrollo económico y social del país.