Actualizado el 24/11/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Entrevistas
  4. >
  5. “Se aprende más del fracaso que del éxito”

“Se aprende más del fracaso que del éxito”

Escrito por Sara Cabello el 02/06/2011 a las 17:24:13
5694

(Periodista. Colaboradora de Tecnonews)
Es la segunda vez que entrevistamos a Miquel Ramírez, decano del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación de Catalunya (CETC). La primera vez fue hace algo más de un mes ¡y perdimos las notas de la entrevista! Fue algo premonitorio porque Ramírez nos había confesado que perdía objetos y notas con una facilidad pasmosa, y que pese al cariño que le tiene a su colección de bolígrafos y plumas, no podía evitar perderlos. Ramírez, que combina su actividad profesional como consultor en tecnologías de información y comunicación (TIC) con la de Business Angel, búsqueda de inversiones para emprendedores tecnológicos, apuesta firmemente por las TIC como motor de la economía española. ¿La clave del éxito? Valorar el fracaso como parte del éxito.

El 11 de febrero la sede del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación de Catalunya (CETC) fue ocupada por miembros del Colegio Oficial de Ingenieros de Telcomunicaciones (COIT). El origen del conflicto fue la decisión del CETC de independizarse y constituirse como un colegio propio. ¿En qué situación se encuentra actualmente este enfrentamiento?

 


Estamos en el mismo punto. Desde el Colegio Catalán entendemos que es una segregación y  que, por lo tanto, comporta una división patrimonial. Nos encontrábamos en una situación de acuerdos de funcionamiento, de personas, etc, cuando la sede fue ocupada, y decidimos poner una querella. En estos momentos, el señor Eugenio Fontán, decano el colegio español, está imputado por coacciones.

 

¿Sólo hay desacuerdo en el tema patrimonial?


Es el punto más grave de la discusión. En su momento, desde el colegio catalán solicitamos la creación de un Consejo de Colegios, un órgano que aglutine a todos los colegios de cada territorio y gestione el patrimonio.


¿Sabe si hay otros territorios que hayan manifestado su intención de constituir su propio colegio?


En un principio había intenciones por parte de otras comunidades para constituir su propio colegio pero la actitud del colegio de Madrid ha sido bastante disuasoria. Han realizado una oposición frontal y eso los ha frenado. De todos modos, Catalunya tiene un gran peso en este campo, cuenta con 1.500 colegiados y con una escuela de ingeniería con más de 40 años. Estas condiciones no se dan en el resto de comunidades.


¿Cuál es su opinión sobre el proyecto de Xarxa Oberta (Red abierta) en Catalunya, para garantizar el acceso a la banda ancha en todo el territorio?


Las tecnologías de la información y la comunicación son tan importantes que la Administración pública no puede huir de su responsabilidad y debe intentar que todo el territorio tenga las mismas posibilidades, y no se puede dejar que sea el mercado el que decida dónde va a invertir y donde no, porque hay zonas que no son rentables, al menos a corto plazo, para los operadores. Hay que invertir para evitar la brecha digital.

 

Y aunque  la capacidad inversora de la Generalitat está limitada por el presupuesto y no nos podemos seguir endeudando, apuesto por invertir en las TIC para salir de la crisis.  En este aspecto, tengo la sensación que la única fórmula que se está aplicando es la de reducir pero que, una vez se han ajustado los presupuestos, no sabemos crecer.


¿Cómo nos pueden ayudar las TIC a salir de la crisis?


Hay que crear empresas innovadoras. Por ejemplo, Privalia  es una empresa que crea muchos puestos de trabajo de manera directa y también indirecta, ya que la logística es uno de los sectores que crea más empleo.

 


España es muy fuerte en el campo del retail con empresas como Zara, Camper, Desigual o Mango , que además han creado proyectos muy interesantes gracias a las nuevas tecnologías. Pero para que realmente funcionen la banda ancha debe estar al alcance de todo el mundo.


Sin embargo se habla de crisis en algunos modelos de negocio, como la prensa en papel…


Creo que es difícil que desaparezcan los diarios tal y como los entendemos ahora porque todavía tenemos la costumbre de leer en papel. Estamos acostumbrados a ese modo de lectura y necesitamos pantallas más grandes, ni siquiera el ipad es del todo cómodo.
Por otro lado no sé si la gente aceptará pagar por la prensa en internet. En la música, el iphone ha jugado un papel relevante y ha acostumbrado a los usuarios a pagar por determinados contenidos, aunque todavía nos cuesta pagar por ellos. Para mí hay un tema que es determinante en este aspecto, y es el de los derechos de autor, la autoría de las cosas se debe remunerar convenientemente porque necesitamos innovación pero no se puede abusar de los derechos de autor y hay obras que ya están más que amortizadas. Una patente de un medicamento es de 10 años, y una vez transcurre ese periodo el precio baja considerablemente ¿no se podría hacer algo parecido con la música?


¿Y qué le parece que las operadoras de telecomunicaciones financien parte de TVE?


No es precisamente la postura que promueve la inversión de las operadoras en banda ancha.  En realidad el coste, y como casi siempre, acaba recayendo en el usuario, puesto que las operadoras graban sus productos con un coste más alto para hacer frente al impuesto. Sería mucho mejor establecer un canon y que la gente supiera dónde se destina su dinero, pero como sería impopular se opta por esta vía.


¿Cuál es su opinión sobre la decisión de la Unión Europea de no regular, por el momento, de manera específica Internet?


Creo que la regulación es necesaria. No se puede cargar a los padres con la responsabilidad tecnológica de proteger a los menores, y también hay que proteger los derechos de autor. Internet es una red libre porque nació libre pero hay que proteger la propiedad intelectual, la competencia desleal…


Además de decano del CETC también ejerce de business angel. ¿Qué proyectos está manejando en estos momentos?


Estamos evaluando entrar en una empresa catalana que es líder en su sector, trabaja con fibras ópticas y hay un nicho de mercado. Normalmente suelo involucrarme con empresas del sector de la tecnología porque como business angel no sólo les ayudas a obtener financiación sino que también participas de manera activa en el crecimiento de la empresa y es importante que  conozcas el sector y que te guste lo que hacen.


¿Y qué proyectos le parecen atractivos en estos momentos?


Se trata de tener ideas sencillas pero innovadoras, detectar una necesidad. Hace un tiempo aposté por Imente, una empresa de Girona que tiene el mejor buscador de Europa y realizan seguimientos de prensa digital y medios sociales.

 


Como negocio me gusta mucho Outletic. Se trata de una empresa que combina el buen momento que atraviesan el outlet y el retail con el deporte.


Y si hablamos de redes sociales… ¿está al día?

 

Más o menos… Estoy en Linkedin y Facebook pero todavía no estoy en twitter. Las redes sociales son un fenómeno y creo que han llegado para quedarse.
Las redes sociales son las típicas ideas geniales de cómo se utiliza internet. No podemos competir con Apple o Microsoft pero si creemos en nosotros mismos podemos crear productos como Skype o Google. En España deberíamos intentar hacer una apuesta por los contenidos,  desde Catalunya se han liderado proyectos editoriales importantes ¿por qué no apostar por la industria de los contenidos en internet?
Hablamos de Apple y de Google como modelos de éxito pero desde la Asociación de Ingenieros de Telecomunicaciones han galardonado el Gogle Buzz y el Ipad con los premios Fiasco…
También hay que aprender del fracaso. En Estados Unidos una persona que fracasa está bien valorada en una empresa porque significa que es una persona que ha asumido riesgos y que ha aprendido mucho, se aprende más del fracaso que del éxito.


¿Y la falta de vocaciones en las profesiones técnicas?


Se está perdiendo la cultura del esfuerzo. Cuando realizas un esfuerzo tienes como finalidad una recompensa, es decir, deseas ser compensado con un buen salario y como ésto, al principio no es así, la gente abandona la carrera o ni siquiera la empieza.  Ante esta situación la emigración a países con déficit de ingenieros, como Alemania o Francia, dondese valora mucho al ingeniero espanyol, es una alternativa. Se trata de una "fuga de cerebros", porque el país pierde el dinero invertido en su su formación y su talento, cuando es especialmente necesario para salir de la crisis.
También soy un gran defensor de la Formación Profesional puesto que necesitamos todo tipo de profesionales para que la cadena funcione.

 


Las características climatológicas y geográficas nos han permitido hacer del turismo un motor económico pero el empleo es estacional, y si queremos ser competitivos en una economía globalizada es hora de apostar como una columbra vertebral de ciencia, tecnología y empresa.


Veo que escribe con pluma…


Sí, me gusta la escritura con pluma y que no hagan un trazo muy fino. Tengo una colección de más de 50 plumas y mi favorita es la Montblanc Meisterstück.


Y cómo música favorita ¿qué destacamos?


No tengo oído pero me gusta todo tipo de música. Soy totalmente ecléctico, puedo escuchar desde Concha Piquer hasta Black Sabbath. Cuando voy al gimnasio también me gusta la música que ponen: Lady Gaga, Beyoncé… y en casa puedo escuchar Michael Bolton o Diana Krall. De todo un poco.


Y para acabar ¿pensando ya en las vacaciones?


Un poco sí… Este año, y como siempre, iré 10 días a Menorca con la familia. Me gusta pasear, hacer snorkel… Y cada vez soy menos de viajes exóticos, prefiero hacer excursiones a ciudades como Ámsterdam o Berlín.