Actualizado el 17/05/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Entrevistas
  4. >
  5. Entrevista a Ana Valenzuela, Decana de la UPF-Barcelona School of Management

Entrevista a Ana Valenzuela, Decana de la UPF-Barcelona School of Management

Escrito por redaccion Tecnonews el 30/07/2013 a las 18:29:31
9991

Profesora asociada de Marketing en la Universidad Pompeu Fabra. Doctora en Marketing por la Universidad Autónoma de Madrid. MBA por la Universidad de Georgetown. Investigadora docente en la Haas School of Business, UC Berkeley.

¿Qué ofrece la Barcelona School of Management a los alumnos que no tengan en otras escuelas y centros de formación?

 
 
 
Ofrecemos algo más que una mera formación de postgrado en la que obtienes un título más que adjuntar a tu currículum. Claro que tenemos los mejores másters y programas que pueda necesitar alguien que pretenda ampliar sus conocimientos profesionales más allá de la formación reglada. Pero el objetivo y la esencia última nuestra institución es la de formar líderes capaces de tomar las mejores decisiones en cada momento, y para ello tenemos que hacer la mezcla más idónea de pensamiento y conocimiento científico, con el estudio empírico, profesionalizado y especializado en  cada área.
 
 
Aquí, en la Barcelona School of Management, no acostumbramos a emitir juicios subjetivos. Nos limitamos a observar los hechos y a valorarlos rigurosamente. Estamos plenamente convencidos que los futuros profesionales deben conocer las nuevas ciencias económicas y sociales para enfrentarse a cualquier reto.
 
 
¿Cuál es la diferencia entre formar un alto ejecutivo empresarial o un líder emprendedor?
 
 
 
Altos ejecutivos mejor o peor preparados hay muchos por el mundo, pero líderes emprendedores
y capaces de labrar y preparar su propio futuro, no hay tantos. En España menos que en otros lugares. Un responsable empresarial que se precie, alto ejecutivo o emprendedor, necesita estar muy al día, conocer el pensamiento transversal que generan las más avanzadas teorías de gestión, creadas y planteadas sin las ataduras de una organización jerárquica empresarial, sobre todo si es multinacional. Aquí proponemos un pensamiento libre y de futuro, capaz de adelantarse a lo que viene, a los problemas que puedan surgir en las empresas a medio y largo plazo. Sólo si te adelantas serás capaz de ser el mejor, el líder, o al menos, tendrás la certeza de que optaste por el camino más idóneo, más allá de lo de siempre. Curiosamente, esto es algo que conocen muy bien los altos ejecutivos de esas estructuras empresariales jerarquizadas y que se intenta mejorar cada día. Sólo quien además de ser capaz de gestionar equipos dentro de las empresas, quiera hacerlo innovando, tomando sus propias decisiones y contando con todas las aportaciones posibles.
 
 
¿Hay talento suficiente en España para salir de la crisis creando pymes competitivas?
 
 
Por supuesto que sí. Las pymes son las que tiran de España y de cualquier país desarrollado. Son quienes pueden adaptarse a situaciones cambiantes cada día con más facilidad y aplicar modelos de gestión flexibles con más rapidez. Lógicamente, también son las que más sufren los envites de la crisis, normalmente por falta de recursos o de opciones de financiación a corto plazo, más que por falta de preparación o buenas ideas. España tiene talento, y mucho. Sólo hay que ver la imagen de las empresas españolas en el exterior, que es excelente en muchos sectores de futuro, como la biotecnología o las infraestructuras. Lo que nos falta son dos cosas: primero, más formación y cultura empresarial, para saber levantarnos tras un fracaso y tomar en positivo las malas experiencias; y segundo, un marco apropiado de financiación y apoyo en momentos de crisis dura, como ahora. La salida al exterior está siendo una de las mejores opciones para afrontar la crisis, pero sólo ganan los que aguantan y confían en sí mismos, a pesar de todo.
 
 
¿Se puede ser emprendedor sin tener formación para ello?
 
 
Casos hay para todos los gustos, pero si hablamos en general, no se puede ser emprendedor de cualquier manera. Una buena preparación, que te enseñe lo que hay en el mundo, otras experiencias, el poso científico que dejan esos casos de éxito o de fracaso de emprendedores, opciones de cambio, modelos de desarrollo, etc. es fundamental. Un emprendedor debe tener la cabeza muy bien amueblada para salir adelante contra viento y marea, con un proyecto viable o realizable. Pero si además es capaz de llenar su predisposición con el mejor contenido científico y empírico actual, las garantías de sacar su proyecto adelante serán mayores.
 
 
¿Qué aporta la globalización a la formación de postgrado que antes no había?
 
 
Una nueva forma de pensar y de afrontar los proyectos y los problemas que puedan surgir. Y diría más, que no tiene marcha atrás. Las empresas innovadoras ya nacen globales. El mercado y la demanda están tan lejos o tan cerca de nuestro negocio como nosotros queramos que estén, porque las nuevas tecnologías de la información y la comunicación nos han colocado el mundo entero a un golpe de clic. Las soluciones para vender y sacar adelante cada proyecto, en un merado globalizado son más variadas y distintas que las que había antes, cuando se pensaba a corto y cerca. Hoy puedes vender paté de Badajoz a la Casa Blanca sin moverte de tu domicilio, o diseñar en tu escritorio partes de un automóvil que se va a fabricar en cualquier parte del planeta y a vender en el mundo entero. Y le estoy dando ejemplos de casos reales y conocidos.
 
 
¿Cómo es la faceta internacional de la Barcelona School of Management? ¿Es sólo un mercado
más para captar alumnos o una opción de ampliar conocimientos y compartirlos?
 
 
La internacionalización y la globalización son claves para nosotros, son parte de nuestro ADN. No se puede hacer nada de lo explicado sin tener un pensamiento global e internacional. Vienen alumnos de todo el mundo a estudiar aquí, pero no sólo aprenden, también nos enseñan nos aportan puntos de vista diferentes y complementarios en  los planteamientos de gestión que han manejado en sus mercados de origen, su idioma, etc. Todo se mezcla y todo vale para aprender y para llenar de matices ricos y valiosos un conocimiento científico global y de futuro. Le voy a poner un solo ejemplo de este año; hay 75 alumnos de más de 20 nacionalidades (solo tres españoles) que cursan los Masters of Science, en los que todas las clases son en inglés.
 
(Entrevista aparecida en la Vanguardia)