Actualizado el 12/12/2017

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Entrevistas
  4. >
  5. Eduard Martin Lineros Decano del Colegio de Ingenieros informaticos de Cataluña

Eduard Martin Lineros Decano del Colegio de Ingenieros informaticos de Cataluña

Escrito por Redacción TNI el 13/05/2016 a las 12:48:01
13362

Eduard Martín, Decano del Colegio de Ingenieros Informáticos de Catalunya, es Director de Sector Público para Cataluña de la consultora Sopra-Steria, y ex Director de Innovación, Sociedad del Conocimiento y Arquitecturas TIC del Ayuntamiento de Barcelona. Ingeniero Superior en Informática e Ingeniero Técnico en Informática de Sistemas por la Universitat Oberta de Catalunya y Cambridge Diploma in Information Technology, se especializó en el ámbito de la gestión de la Innovación en IESE, contribuyendo a la obtención de la capitalidad europea de la Innovación para Barcelona en 2014. De 51 años de edad, está casado y tiene dos hijos.

 

 

¿Cómo surgió tu vocación en el ámbito de la Informática?

 

Un poco de la necesidad. En 1988, año en el que comencé a trabajar en el Ayuntamiento de Barcelona, yo estudiaba Derecho en la Universidad de Barcelona y por tanto mi vocación iba por otros caminos. El descubrimiento de la informática vino de la mano de los sistemas que descubrí y del interés por optimizar mis estudios a través del uso de la ofimática… Y de ahí a la ingenieria: un descubrimiento realmente apasionante.

 

Pero nunca pensé que podría llegar a representar “oficialmente” a esta magnífica y apasionante profesión.

 

¿De tu trabajo cuál es el aspecto que más te gusta?

 

Del recién estrenado la incógnita y el reto de ofrecer los mejores servicios de la más alta calidad para ayudar al sector público. Del recientemente abandonado, la posibilidad de ofrecer a mi ciudad la mejor gestión de la innovación pública en el ámbito TIC, como motor de desarrollo social y económico.

 

¿Cuál es la situación actual de vuestro colectivo? Dónde trabajan? Colocación?, estabilidad?, remuneración?,...

 

El colectivo de los profesionales TIC va más allá de los “ingenieros informáticos titulados”. Debemos de ser conscientes que la ingeniería informática es una profesión nueva, aunque con un alto desarrollo y evolución en poco tiempo, y que en unos años cambiará. Los cambios son siempre positivos, pero en nuestro caso los cambios profesionales van asociados a la inmediatez de los cambios tecnológicos.

 

Es necesario tomar conciencia de colectivo. Ser conscientes que más allá de los ingenieros titulados hay profesionales que ocupan espacios importantes de nuestro ámbito sin tener esta condición y que no debemos ser excluyentes: al contrario. Hay que incluir, dialogar y cooperar. Y en todo momento crear las condiciones para mostrar los beneficios de una buena formación, una buena titulación y una buena capacitación profesional.

 

La informática debe de ser un espacio de alta especialización y reconocimiento, pero también de generosidad bidireccional. La tarea de promover la titulación y la formación debe ser nuestro primer objetivo para la mejora y defensa de la profesión.

 

Quizás nuestro sector es uno de los más favorecidos por las oportunidades, pero también uno de los más vulnerables a la precariedad salarial y a la subestimación del valor añadido de la misma. Es necesario incrementar la estabilidad y trabajar para el reconocimiento estratégico de esta profesión como un eje transversal en toda actividad económica.

 

Hay una falta de vocaciones hacia el sector TIC.  Estáis en el comité de impulso de Itcscool ¿Cómo puede afectar a la industria?

 

En general hay una falta de vocaciones hacia el sector científico-tecnológico. Pero este es un problema estructural del país. Y es un problema estructural de una época determinada. Las vocaciones científico-tecnológicas deben de equilibrarse respecto a las artístico-culturales o las filosófico-políticas. El ser humano es poliédrico y creo que hoy en día hemos acentuado la especialización en demasía, y además se ha acentuado la sensación que ciertas actividades son más gratificantes y dignas que la tecnología.

 

Pero en mi opinión, esto es una tendencia temporal. Hay que valorar las vocaciones STEM, y también las STEAM, ayudando a cada uno con criterios de equidad, para que cada persona pueda desarrollarse plenamente dentro de sus mejores aptitudes aprovechando las oportunidades. En este sentido como colectivo impulsaremos todas las iniciativas tendentes a la divulgación de estas materias,  para construir en clave de país la nueva Industria 4.0, que tendrá en las TIC una base de desarrollo decisiva.

 

¿Cuáles son los principales retos que os planteáis en este nuevo periodo?

 

Consolidarnos como colectivo desde un punto de vista inclusivo, tendiendo la mano a todos los sectores sociales, abriéndonos a las comunidades de desarrolladores, a las comunidades de makers, que hacen de las TIC un mundo lleno de oportunidades. Nos acercaremos a los más jóvenes –antes del periodo universitario- para explicarles que significa la profesión, y qué oportunidades les ofrece y sobre todo para descubrir el talento y proporcionar información.

 

Aprovecharemos todo lo bueno de todos los periodos pasados. Nada es desechable, al contrario. Todo es aprovechable y constructivo.

 

Crecer desde lo conseguido para ampliar nuestra base, acercándonos a los colectivos que pueden enriquecer nuestra profesión.

 

En relación con otros colectivos, Ingenieros de Telecomunicación, Industriales, ingenierías Técnicas (i/o grados), ¿cuál va a ser vuestra estrategia?

 

Unidos somos mejores; unidos podemos hacer más con menos, y mejor. Quizás esta frase muestra nuestra estrategia.

 

Hemos de conseguir un gran acuerdo para que todos estos colectivos –nosotros incluidos- podamos presumir de una marca y una imagen común, sin perder nuestra entidad. Cada colectivo es rico en si mismo y debe presumir de su unicidad, pero también debe de ser generoso para compartir una entidad común. Si lo conseguimos, podremos avanzar hacia la concepción de las TIC como un nuevo espacio profesional integral, lleno de posibilidades.

 

¿Como ves el mercado de la TIC? ¿La economía colaborativa? ¿La legislación?

 

La economía colaborativa abre un espacio inmenso a nuevos agentes económicos necesarios en nuestra sociedad. Desde los emprendedores, hasta las grandes corporaciones, pasando por la empresa tradicional (pymes), pero abriendo paso a las comunidades y las cooperativas. Debemos de conseguir establecer unas reglas de juego justas para que estos nuevos agentes puedan operar en condiciones de igualdad, porque esto favorece la inclusión y el crecimiento económico. Pero no sólo la economía colaborativa, sino también la circular que permitirá la sostenibilidad del mercado. El mundo maker debe abrirse paso en este panorama y mejorar nuestra productividad.

 

La legislación… El gran problema. Trabajaremos para ayudar a una actualización legislativa que se adecue a estos nuevos retos… Pero esto es quizás el reto más importante.