Actualizado el 19/10/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Entrevistas
  4. >
  5. Carles Flamerich: "Se ha acabado lo de dar subvenciones"

Carles Flamerich: "Se ha acabado lo de dar subvenciones"

Escrito por Sara Cabello el 06/04/2011 a las 00:03:05
8886

(Periodista. Colaboradora de Tecnonews)
Siguiendo a… Carles Flamerich, director general de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de la Conselleria de Empresa y Ocupación, que encabeza Francesc Xavier Mena, desde el 4 de enero. Afronta esta nueva etapa con ilusión y sobretodo con muchas ganas de situar a Catalunya en el mapa de las nuevas tecnologías. Reconoce que no fue un estudiante brillante, pero sí muy constante, y que su motivación para ser ingeniero de Telecomunicaciones fue el sentimiento nacional. Es militante de CiU desde los 18 años pero lleva el catalanismo en la sangre y recuerda con nostalgia la manifestación que bajo el lema “Volem un Estatut” tuvo lugar en 1978, “recuerdo que enfermé y no pude ir a comprar una senyera así que la hice con cartulinas y la colgué en el balcón”, explica. Es coqueto y elocuente y se define como catalanista y demócrata. Cree en la libertad y en la transcendencia, y admira a Jordi Pujol y Ben Gurion. En el despacho tiene dos objetos de culto: una senyera que le regaló su padre, y un cohete de Tintín, que compró cuando inició su etapa en Concatel Venture como un símbolo “para ir hacia arriba”. Ahora sus ex compañeros de Concatel, en un emotivo gesto, le han devuelto el objeto para que continúen sus éxitos. Mientras charlamos con él le interrumpen para que despida a una delegación proveniente de China. Esperemos que sea el inicio de muchos intercambios y que consiga su objetivo de situar a Catalunya en el mapa internacional de las nuevas tecnologías.

Carles, ¿qué impresiones te has llevado del Mobile World Congress (MWC) que ha tenido lugar en Barcelona?

Estuve con John Hoffman, CEO del MWC, y se lo dije muy claramente. A mí la Feria no me interesa, me interesan las Inversiones y los intercambios entre las empresas catalanas  y extranjeras y los beneficios que esto comporta para el país. Y él me dijo que con esta visión había entendido perfectamente el concepto del MWC.
Por otro lado, ha sido el año de las aplicaciones. Nosotros no haremos móviles pero sí que tenemos una oportunidad enorme con las aplicaciones móviles. Catalunya será industrial, o no será.
¿Podemos superar la crisis con la tecnología?
Cualquier cambio en una sociedad nos permite avanzar. Hay dos motores muy claros para la economía: la salud y la tecnología. En salud, Catalunya ha hecho grandes avances y ahora es el turno de la tecnología.  Pero hemos de empezar desde la base apostando por unos buenos niveles de educación.
Ya que has sacado el tema de la educación. ¿Por qué hay tanta demanda de ingenieros en el mercado laboral y tan poca vocación?
Por dos factores. El primero te puede parecer una tontería pero es así, estamos en una ciudad infantil. Todo es muy fácil y la gente es fácilmente influenciable por los medios de comunicación. En la televisión vemos series de médicos y de periodistas pero no de ingenieros o informáticos, y se convierten en profesiones poco atractivas y sin ningún tipo de glamour. Quizás sería cuestión de hacer una serie de ficción con ingenieros en las que se muestre una cara más divertida de la profesión porque no son carreras fáciles y no están de moda.
También hay que trabajar desde la base, es decir, en las escuelas, y se debe enseñar que la tecnología es útil para colaborar y no para copiar. Hemos cogido lo peor de los americanos, en vez de coger la cultura del riesgo y del esfuerzo, hemos copiado lo de ser más simples y más niños pero sin arriesgar.
¿Tenemos miedo al fracaso?
Tenemos miedo a hacer el ridículo. Tenemos miedo del que dirán, en este aspecto somos provincianos. Tenemos que compararnos con California o Alemania. Un referente es Holanda, que tiene unas dimensiones muy parecidas a las de Catalunya y es un país puntero y con empresas importantísimas.
Tenemos un tejido industrial demasiado pequeño, con muchas ganas de emprender pero con poca capacidad para sumar esfuerzos, aunque afortunadamente esto empieza a cambiar y ya hay algunas empresas que han decidido trabajar conjuntamente para salir fuera con más fuerza.
¿Cómo apoya la Dirección general las empresas y proyectos que inician la internacionalización?
La idea que tenemos es convertirnos en el mejor vendedor de las empresas catalanas. ¿Qué quiero decir con esto? El mercado catalán y español es el que es y para generar más actividad hay varias posibles líneas: la compra pública, pero por la situación económica en la que estamos no es una solución viable; y en segundo lugar la internacionalización. Tenemos un tejido de empresa catalana que se mueve por el mundo y nosotros como Gobierno debemos captar proyectos en todo el mundo, y principalmente de los países emergentes como China, Brasil o Rusia.
Por ejemplo, en e-health (salud) somos buenos y ya hay varias empresas catalanas que realizan negocios en países emergentes que tienen necesidades en estos campos. Las empresas medianas puede que tengan dificultades para iniciar negocios en estos países y el Gobierno les puede ayudar con su red de oficinas internacionales y cruzar oferta y demanda. No tenemos que intervenir, no tenemos que dar subvenciones, eso se ha acabado.
¿En qué punto está el concurso de red abierta en Cataluña?
El Gobierno anterior inició un concurso de adjudicación de red abierta para todo el país aunque al final sólo se concretó la adjudicación para Terres de l’Ebre. En la vida todo se puede hacer pero también hay los momentos y las maneras de hacerlo, y nosotros lo que vamos a intentar repescar es el concepto de red abierta. Y quiero remarcar que una cosa es el concepto y otra, el proyecto. Si el concepto es el de llevar banda ancha todo el territorio y a buen precio este Gobierno apostará pero cómo hacerlo y en qué plazos, tenemos que revisarlo. No tiene que ser un proyecto excluyente y deben participar todas las operadoras, y además estamos en una situación económica débil por lo que debemos graduar las inversiones de cara al futuro. No es momento para subir impuestos pero no podemos vaciar la caja puesto que la Generalitat a nivel financiero no está boyante por lo que, si el proyecto se debe alargar en el tiempo, se alargará.
De momento ¿sólo está adjudicado en Terres de l’Ebre?
Sí, a Mediapro Axia.
Continuando con el tema de las redes ¿cree que el modelo de tarifa plana continuará vigente?
Es un tema de tecnología. Las redes son un elemento físico y finito. Sin embargo la tecnología va evolucionando y los modelos de negocio cambian constantemente  así que, es posible, que la tarifa plana se acabe como modelo en dos años pero que luego reaparezca porque tenga más capacidad. Está en manos de las operadoras.
Como presidente del Cercle Tecnològic…
Me quedan dos semanas…
Ah…
El 9 de marzo, tras 7 años, dejé de ser el presidente de la asociación CTecno Cercle Tecnològic de Catalunya, y a finales de marzo el director de la Fundación. No tengo ningún tipo de incompatibilidad legal pero sí mental, horaria y moral. Creo que es bueno separar las funciones y dedicarme de lleno a mi nuevo cargo aunque me mantendré como socio y participaré en la medida que me sea posible.
¿Y cómo valora esa etapa?
Hemos conseguido muchas cosas y me siento muy orgulloso de la relación que tenemos con el World Economic Forum. Nos acercamos a ellos sin miedo con la intención de llevar las decisiones importantes de economía a Catalunya.
¿Qué le parece la reciente constitución del Col·legi català d’enginyers de telecomunicacions?
¿Qué quieres que te diga? He sido uno de los mayores instigadores de este cambio, y supone una gran satisfacción que se cumpla este sueño ¿por qué no podemos ser igual que los médicos o los abogados? Queremos tirarlo hacia adelante con todo el esfuerzo que ello supone aunque obviamente la independencia es cara, y lo digo con doble sentido…
¿Cuál es su opinión sobre el cese de las emisiones de TV3 en la Comunidad Valenciana?
Me parece muy triste que el Gobierno valenciano haya cortado las emisiones de TV3 por miedo a lo que pueda venir de Catalunya, por miedo a programas de calidad como “30 minuts” o “El gran dictat”. Obviamente TV3 tiene un sesgo nacionalista que es lo que le corresponde como televisión nacional, cuyo deber es el de informar de los hechos que interesan a Catalunya y a los catalanes. Es una vergüenza que un Gobierno democrático se permita el lujo de cortar unas emisiones amparándose en un problema técnico cuando es un problema político, que no nos engañen porque hay soluciones técnicas. Cuando la televisión por IP sea una realidad este debate, afortunadamente, dejará de tener sentido.
¿Consume mucha televisión?
Procuro informarme a través del Telenotícies o el Canal 3/24 de TV3. Para distraerme miro documentales de historia o ciencia y también soy consumidor de películas que no me hagan pensar demasiado porque hay momentos para todo, y una película del tipo “Arma Letal 3” es una manera de evadirse. Hay que desconectar.
Y aparte de ver películas de acción ¿Cómo le gusta desconectar?
Tengo pasión por la navegación aunque tengo pocas oportunidades para hacerlo. Soy patrón de yate y me quedan dos asignaturas para ser capitán y espero conseguirlo antes del verano para salir a navegar con mi familia y mis amigos porque el mar tiene una magia especial para hacerte olvidar los problemas.
Veo que encima de la mesa tiene un móvil con Android y un Ipad…
¡Soy tecnológico! Tengo una blackberry que la utilizo para trabajar y ahora estoy haciendo pruebas con Android, que ha sido una de las tecnologías triunfadoras en el MWC, y el Ipad es un objeto de culto. Si una cosa ha conseguido Apple es hacer productos sexys.
Y en redes sociales ¿en cuáles se mueve?
En todas.
¿Y ya encuentra tiempo?
No. Desde que estoy en la Dirección general  sólo he hecho dos twitts.
¿Y es de los que le gusta tener muchos seguidores?
Depende de la red social. El Facebook lo utilizo para temas personales y sólo tengo a mis amigos de verdad. Linkedin es para temas profesionales y tengo unos 700 contactos, y en twitter debo andar por los 300 seguidores,  pero lo tengo cerrado porque selecciono. ¿Cuál es el criterio? Si alguien que no tiene ni nombre ni foto y no tiene ningún twitt enviado no quiero que esta persona forme parte de mi red. No sé quién es.
¿Y cuál ha sido el último twitt que has puesto?
Uno fue para dar la bienvenida, en catalán y en inglés, a toda la gente que vino a Barcelona para el MWC.
¿Y algún mensaje personal?
Utilizo twitter para decir lo que pienso no lo que hago. Tiene interés comunicar cosas significativas pero para quedar con los amigos, prefiero el teléfono.
Ya que hablábamos del potencial de las aplicaciones, ¿cuál ha sido la última que te has bajado?
Hay una que me hizo mucha gracia que es un telepronter  y para hacer discursos está muy bien aunque no la utilizo demasiado porque me gusta improvisar. También me he bajado la de “El gran dictat” y me parece muy divertida.
Si no hubieses nacido en Cataluña ¿en qué lugar te hubiese gustado nacer?
Hay dos países que admiro profundamente: Estados Unidos e Israel. Soy un gran admirador de Israel pero esto no quiere decir que esté de acuerdo con todo lo que hacen sus Gobiernos pero tienen proyectos que me fascinan como el instituto Weizmann, que produce 2.000 patentes al año.
Por la conversación que hemos tenido me parece que no sólo admiras la vertiente tecnológica de Israel…
La construcción de un Estado. Cuando veo Exodus me emociono. Y para mi Ben Gurion, junto con Jordi Pujol, es uno de mis grandes referentes.
¿Y qué nos espera con Artur Mas?
Tiene que encarar una etapa muy difícil pero conseguirá que Catalunya salga de la crisis a través del trabajo y la dedicación. Es un tipo muy serio e introspectivo que no tiene nada que ver con la caricatura del programa Polònia, de TV3.
Me recomienda un libro…
El símbol perdut (The lost symbol)
Veo que es de best sellers
Sí, para mi tiempo de ocio me gustan los libros de lectura fácil.