Actualizado el 13/10/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Vive intensamente y muere joven

Vive intensamente y muere joven

Escrito por Tecnonews el 10/07/2012 a las 23:02:40
2272

En la última semana se han dado un par de situaciones extrañas. La primera ha sido la rebaja de la prima de riesgo en casi 100 puntos y la segunda el descenso del paro en junio hasta mínimos que los diarios han bautizado como históricos desde 1996.

 

Alguien optimista podía pensar que tales hechos sumados a las iniciativas que debían llevarse a cabo desde las instituciones europeas eran elementos halagüeños para pensar en un futuro español mejor.
Una semana después los medios de comunicación vuelven a hablar de crisis en letras mayúsculas y mientras los analistas ya han afirmado que el paro desciende por efectos del empleo de verano y que no podemos lanzar cohetes, la prima de riesgo ha vuelto a rozar los 570 puntos.


La pregunta suscitada por esos cambios tan repentinos es: ¿Qué valor tienen esas cifras? Los números del paro denotan la realidad social que acontece en España. De todos modos, que tipo de número cuantificador que nos hace temblar es la prima de riesgo.

 

Sin duda la economía en su nueva forma típica del siglo XXI está dejando de ser un reflejo certero de la realidad. Más cuando su máximo referente es la especulación en lo mercados. Debemos volver a recuperar valores absolutos que nos muestren cómo funciona realmente la economía de un país.

 

Estamos viviendo en la cultura de lo efímero. Un día las cosas están bien pero al siguiente tus números en los mercados rozan la catástrofe y tú y tu pais os vais al garete o lo que es lo mismo, al paro.

 

En este sentido las empresas TIC también deben tomar un rumbo distinto. Son estas mismas las que en la vida efímera se enriquecen y desaparecen. ¿Cuántas páginas web se abren y cierran en menos que canta un gallo? Igualmente la política también debe aposentarse en un nuevo paradigma en el que los cuatro años no sean la medida de las actividades de un partido.


En fin, menos efímero y más perpetuo.