Actualizado el 23/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Una nueva guerra por la tecnología del momento

Una nueva guerra por la tecnología del momento

Escrito por tecnonews el 07/02/2023 a las 20:29:09
1720

Muchos no lo recordarán, pero hubo un tiempo en el que todas las empresas importantes de la red querían tener su propio buscador. De allí nacieron productos como Bing de Microsoft que nunca han terminado de afianzarse.

 

También hubo otro tiempo en el cual todas las grandes firmas del mundo tecnológico querían convertirse en una red social. De allí vienen experimentos como Google+, una plataforma social que no tuvo éxito pese a los cantos de sirena de los gurús del sector y que terminó por morir en 2019. Era cierto que en ese último caso todo parecía sonreírle a la firma que posee el primer buscador del planeta. Si era capaz de aunar todo su ecosistema de productos -al cual hay que añadir el correo Gmail- a una red social, sería imparable. Sea como fuera, aquello no cuajó.

 

Ahora hacía tiempo que no vivíamos una de esas fiebres. Pero como todo es cíclico, estamos a punto de entrar en una suerte de revival o déjà vu con la aparición de los asesores de inteligencia artificial.

 

Hace unos meses apareció una tecnología verdaderamente disruptiva. El ya conocido ChatGPT ha puesto el sector patas arriba. Como ya sabrán, hablamos de una IA capaz de responder a las peticiones humanas con un grado de interacción sorprendente. Es una especie de Siri, pero con más capacidad de creación.

 

Pues bien, como era de esperar, Google ha anunciado que en breve saldrá su propia versión del ChatGPT. Se llamará Bard (Bardo en español y, por tanto, las personas que se encargaban de transmitir historias) y pese a que todavía se desconoce en que consistirá la inteligencia artificial, ya han empezado los cantos de sirena. Las exageraciones, vaya. Bard a diferencia del ChatGPT, que solo tiene registros hasta 2021, podrá tener información actualizada que provendrá del buscador de Google, dicen las primeras informaciones. Como sucedía con Google+ parece un caballo ganador. Sin embargo, si algo nos ha enseñado este sector nuestro es que los productos no triunfan en tanto que mejores, sino que hay algo que no es cuantificable que los hace apetecibles. Si no, como se explica que Twitter, una red social que no deja escribir más de 240 caracteres, haya triunfado. Veremos qué sucede con el Bardo.