Actualizado el 25/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Un ingeniero informático heroico

Un ingeniero informático heroico

Escrito por tecnonews el 10/02/2015 a las 20:22:51
2594

Es tal la desinformación en los grandes medios de comunicación del país que muchos no sabrán a lo que nos estamos refiriendo. Hablamos de la llamada Lista Falciani.

En el año 2008 un trabajador del banco Hong Kong Shangai Bank (HSBC) de Ginebra llamado Hervé Falciani enviaba un correo electrónico a las autoridades de distintos países europeos en la que se ponía al descubierto una enorme lista de personas que evadían impuestos.

Esta semana, se han hecho públicos la mayoría de nombres que conforman esta lista y a nadie a dejado indiferente la información gracias al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y al periódico Le Monde.

En España, los únicos medios de comunicación que han hecho un seguimiento exhaustivo del caso han sido La Sexta y boletín digital ElConfidencial. Cosa extraña pues en este caso son 4.000 las personalidades, muchas de ellas conocidas, que han sido relacionadas con la evasión, en sus momentos cúspides entre 2006 y 2007 de 2.317 millones de euros.

Además del interés general que esta noticia pueda suscitar, debemos aportar como es frecuente, nuestra visión desde las NNTT. No ha sido un trabajador cualquiera quien ha puesto al descubierto esta trama de corrupción.

Hervé Falciani nació en Montecarlo en el año 1972 y es un ingeniero de sistemas que desde el año 2008 trabaja con la justicia. El personaje trabajó hasta esa fecha en la entidad bancaria HSBC y fue, cuando se dio cuenta de la enorme injusticia que significaba que los más ricos se llevaran su dinero a paraísos fiscales sin declarar un céntimo cuando decidió actuar. El resultado es esta lista con más de 130.000 evasores.

Muchas veces hablamos de las NNTT como algo inocuo e incluso llegamos a pensar que los que trabajan en este sector no tienen apenas responsabilidades más allá de las derivadas de su tarea tecnológica. Sin entrar en detalles de tipo legales, lo cierto es que la actuación de Facliani es valiente y debería ser utilizada como ejemplo para una ética para profesionales del sector. Por mucho que algunos crean que trabajar en puestos de trabajo de tipo técnico no tiene implicación de tipo morales, deben saber que ese es un argumento cobarde.

Los profesionales del sector tienen responsabilidades por mucho que su trabajo sea pensar matemáticamente un programa.