Actualizado el 09/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Trampas tecnológicas

Trampas tecnológicas

Escrito por tecnonews el 06/09/2022 a las 22:45:55
1249

Hasta qué punto desconocemos las acciones ilegales que emprenden los gigantes de la tecnología cuando nadie los mira. Cada cierto tiempo aparece una investigación que revela que las compañías más notables del sector -y por ende las más notables del mundo- han incurrido en algún ardid legal o simplemente han actuado sabiendo que lo que hacían era reprobable desde un punto de vista moral.

El pasado mes de julio aparecía una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas en la cual se ponía de manifiesto que Uber actuó contra Barcelona para conseguir tumbar la legislación que no le permite operar en la ciudad catalana. No vamos a entrar en calificar de positiva o negativa la legislación. Sin embargo, lo que resulta deleznable es el hecho de que la empresa tecnológica tratara de enfrentar Barcelona y Madrid para conseguir una legislación favorable. La cuestión era desautorizar el sector del taxi durante la celebración del Mobile World Congress enfrentándolo al sector de Madrid. Además de eso, los llamados Uber Files, pusieron de manifiesto que la empresa sabia sobradamente que su irrupción cercenaba derechos laborales de los trabajadores.

Por desgracia los ejemplos no cesan y esta vez ha sido Instagram la que ha actuado mal. En este caso, el ejemplo nos viene de Irlanda, donde la Comisión de Protección de Datos (DPC) del país insular ha multado a la red social con 405 millones de euros por violar el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de adolescentes. La investigación, que empezó en septiembre de del año 2020, determina que la plataforma propiedad de Facebook, permitió a usuarios de 13 a 17 años abrirse cuentas comerciales en Instagram, pese a que este tipo de cuenta viola la protección del menor, ya que expone datos personales.


El problema es que Facebook tenía conocimiento de este hecho y no hizo nada por enmendarlo. Sin duda, se trata de dos ejemplos que podrían ir acompañados de tantos otros y que ponen de manifiesto el carácter de las empresas de nuestro sector.