Actualizado el 12/11/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Samsung pide perdón

Samsung pide perdón

Escrito por Tecnonews el 24/01/2017 a las 20:37:52
1537

Ha pasado demasiado tiempo entre que se detectaron las primeras averías y estas declaraciones que ahora Samsung ofrece en rueda de prensa para explicar los porqués. El pasado lunes la empresa surcoreana confirmó que el motivo por el cual su Galaxy Note 7 sufría incendios fue provocado por un fallo en la batería.

 

Desde la compañía se ha afirmado que llevan meses investigando lo ocurrido. Éstas contaban con dos problemas diferentes de los cuales son culpables los proveedores escogidos para la fabricación del sistema de carga de los smartphone en cuestión. El primero es un fallo en el cálculo de las dimensiones de la batería. Eso hizo que en una de las esquinas superiores del dispositivo se provocaran cortocircuitos. El otro fallo proviene del sistema de soldadura de los componentes que conforman el Galaxy Note 7.

 

Samsung afirma que este tipo de problemas no volverán a ocurrir porque la empresa asiática ha contratado un grupo de firmas de control externas para que verifiquen todas las baterías de los teléfonos que se fabriquen a partir de ahora. Lo que nos lleva a una serie de preguntas de tipo más profundo.

 

Si la primera (o la segunda, depende del momento) empresa del mundo en fabricación de smartphones no contaba con un grupo de investigadores como el que ahora dice haber incorporado, debemos pensar que ninguna marca lo tendrá en su haber. ¿O son las primeras empresas del sector las que menos empeño ponen en revisar sus productos antes de que salgan al mercado? Lo cierto es que este suceso nos da una medida de la forma en que está articulado el sector de las Nuevas Tecnologías. La prisa que tienen compañías como Apple o la misma Samsung por lanzar sus productos antes que nadie, hace que sus productos sean de peor calidad. Lo cual al fin repercute en los consumidores que pagan precios muy altos por terminales en los que una gran parte del coste se debe al marketing. Además de un problema monetario, tal y como se aprecia en este caso de las baterías de Samsung, puede suponer un riesgo para la integridad física de los propios compradores.

 

En resumidas cuentas, los consumidores debemos empezar a pedir smartphones de mayor calidad en lugar de dispositivos muy bien diseñados que no sabemos si un día nos van a incendiar la casa.