Actualizado el 07/07/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Salud e internet

Salud e internet

Escrito por Tecnonews el 08/07/2014 a las 08:55:52
2220

¿Para qué sirve internet? Parece una pregunta sencilla pero a la postre se convierte en una fuente eterna de debate. Es un lugar en el que comunicarse con rapidez y facilidad, es un sitio en el que encontrar información, es un mercado en el que comprar moviendo tan solo un dedo... A estas muchas respuestas debemos añadirle una nueva acepción.


La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha   anunciado recientemente que durante los primeros meses de 2015 se pondrá en marcha la red de farmacias que bajo autorización ministerial pondrán vender fármacos por internet siempre y cuando estos no precisen de prescripción médica. Se trata de una medida que viene desde la Unión Europea y que levanta tantas filias como fobias. Entre sus detractores se encuentran aquellos que consideran que se está alentando a la población para que se automedique de forma indiscriminada y además se está jugando al juego de las grandes farmacéuticas aumentado de forma exponencial los beneficios de las mismas. Entre los que consideran la medida como algo positivo se encuentran aquellos que consideran que con este cambio en la legislación los médicos podrán dar una mejor atención a los pacientes que lo necesiten realmente.

 

Es un tema en el que no podemos entrar porque no es el campo que aquí nos ocupa. 
En nuestro lares, los tecnológicos, debemos afirmar que cada vez es más frecuente ver como todo lo que se puede hacer en el mundo llamado "real" se puede realizar en el llamado "virtual". ¿Esto es un avance? En ciertos aspectos sí pero en otros no.

 

Lo cierto es que en el caso de la medicina cada vez es más frecuente ver salud e internet yendo de la mano. Es por este motivo que se hace del todo necesario legislar de forma concienzuda. Recetas por internet, consultas por internet, foros de enfermedades... la teoría está muy bien pero la práctica todo se vuelve un desbarajuste en el que las hipocondrias de cada cual cabalgan a sus anchas.

 

En definitiva, los fármacos llegan a la red y si el ministerio no lo hace con conciencia de la gran responsabilidad que esto conlleva, al final esta medida acabará siendo un problema más que una solución.