Actualizado el 13/10/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Queremos el roaming

Queremos el roaming

Escrito por tecnonews el 01/07/2014 a las 21:11:11
2117

En ocasiones, de una forma totalmente sorprendente, la construcción política de Europa parece pasar por la sustitución del roaming en favor de una zona común de cobertura. Si construir una Unión de países fuese tan sencillo como eso que duda cabría de que el continente ya sería el mismo ente. Sin embargo, Europa es un proyecto económico común que quiere ser un mismo proyecto democrático y es con ejemplos de la famosa itinerantica, cuando descubrimos que existen muchos baches para la plena unificación (manteniendo las características de cada país claro está).

¿Cómo, el roaming un problema? ¡Los consumidores no puede estar en contra de que las llamadas, la navegación y los mensajes sean más baratos cuando salen de su país! No tan rápido pues lo que brilla no es siempre oro.

Formulémonos la siguiente pregunta: ¿A quién beneficia la desaparición de las tarificaciones especiales cuando abandonamos nuestros países de residencia? Obviamente las empresas que más dinero ganan con eso son las propias operadoras enclavadas en cada país. De este modo Telefónica, por poner un ejemplo patrio, hace negocio cuando un francés viene a la Península y decide llamar a sus familiares o amigos que están en Francia.

Cambiemos por un segundo de tercio y planteémonos una nueva pregunta: ¿Cuando ganan las operadoras dinero por el roaming? Cuando un español joven tiene que emigrar a Alemania para buscar el trabajo que no encuentra en España, en menos que canta un gallo ya ha firmado un contrato con una operadora alemana y para llamar a sus familiares usa Skype; ergo ganan dinero las operadoras alemanas. El verdadero negocio cuando hablamos de itinerancia se encuentra en los turistas y los empresarios que vagan por el continente; ergo ganan los países del sur europeo pues ellos son los que mayor volumen de extranjeros reciben durante el año.

No queremos ser malpensados pero parece que la desaparición del roaming es más un beneficio para los países del norte que un avance para todos los europeos. ¡Primero nos imponen recortes y luego nos quitan el roaming! Bromas aparte, debemos afirmar que tal vez, en lugar de criticar la gestión de la crisis como lo hace, Bruselas debería dedicarse a pensar que algunas de sus soluciones son verdaderos problemas para las empresas del sur de la Unión.

En resumen, es cierto que el roaming es malo para una Europa unida, sin embargo, a los españoles que con seguridad poco vamos a viajar durante los próximos años, probablemente nos iría mejor si las tasas se quedaran.