Actualizado el 18/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Megaupload, una saga de gánsteres

Megaupload, una saga de gánsteres

Escrito por tecnonews el 24/01/2012 a las 00:00:19
2498

El imaginario popular tiene algunas películas en la retina en las que empuñando armas, los agentes de la ley consiguen doblegar a un narcotraficante que vive de expandir su droga, destrozando la vida de millones de personas.


Son escenas cinematográficas bellas en las que por fin la justica acaba con el susodicho malhechor después de investigaciones que lo acaban encontrando en un país remoto.
Según las noticias, el arresto en Australia del jefe de Megaupload, Kim Dotcom, también conocido como Kim Schmitz, junto con otros tres mandamases de la web, fue bastante similar a lo sucedido en el Padrino, Blow u otro film de corte gangsteriano.


Las fuentes afirman que esos hombres avariciosos vivían entre cantidades ingentes de dinero y, atención al dato, un Cadillac rosa. Sin duda debían ser detenidos…
 

Podemos estar menos o más de acuerdo con la actuación de estos hombres, de todos modos no se trata de seres destinados a introducir cocaína, ni heroína para que los jóvenes se vuelvan adictos a las substancias, son individuos del mundo de las NNTT.
 

¿Desde cuando se trata a la gente del mundo de las NNTT como a bellacos terroristas?
 

Los gobiernos y las organizaciones que procuran su reproducción, se han creído los dueños del mundo de la red y no dudan en hacer lo que les da la gana. Detengan a la plana mayor de Megaupload, es lo correcto, de todas formas no traten a los trabajadores de creencias distintas con respecto a la libertad en internet, como simples gánsteres.
 

No con esta opinión queremos aducir a pensar que estamos de acuerdo con Kim Dotcom. Lo que pretendemos es hacer reflexionar sobre el trato que se les da a los denominados piratas.
Es triste comparar pero más triste es que el peso de la ley sea más enérgico con los piratas que con los violadores, maltratadores de género, asesinos o políticos corruptos.