Actualizado el 22/05/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Manual básico para emprendedores

Manual básico para emprendedores

Escrito por Tecnonews el 10/06/2014 a las 21:36:02
2343

En España no hay actividad más gratificante para los españoles que dar la opinión o en su variante más bondadosa, aconsejar. No sólo son las numerosas tertulias que pueblan los canales de televisión, esta forma de actuar se ha extendido hasta el sector de los emprendedores. De este modo se ha producido una proliferación de la figura del asesor para emprendedores siendo ayuntamientos, gobiernos autonómicos, entidades de promoción o universidades, los que están dispuestos a encaminar a algún joven que haya decidido montar su propia empresa.
 

Se crea de este modo la falsa idea de un oráculo que dice: "si haces todo lo que te mandamos la empresa va a funcionar como la seda". Hay que asumir riesgos, hay que creer en la idea e invertir el dinero de uno mismo, buscar la excelencia en océanos azules... todos usan una jerga que parece sacada del mismo libro de economía para emprendedores.
 

Algo funciona mal cuando los asesores ni tan siquiera han pisado la arena del mundo empresarial sin asumir por lo tanto, riesgo alguno.
 

Las cosas son mucho más sencillas: Los emprendedores quieren dinero, así de fácil, y los asesores deberían ofrecerles realismo:
 

-Beneficios = Ventas – Gastos y ha de ser mayor que cero
 

- La mejor y única solución de las empresas es “financiarse “ con las ventas y no con las subvenciones
 

-El objetivo ha de ser, ser empresario. Si al cabo de varios años sigues siendo un emprendedor, olvídate eres un empresario fracasado
 

-El mejor asesor para un emprendedor es un empresario.
 

Si no se cumplen estos cuatro objetivos o axiomas, luego llegan los desengaños cuando al cabo de dos años la compañía en ciernes muere. ¿Queda algo tras la derrota? Entonces ya no están los asesores en el que seguramente es el momento más decisivo, el de volverse a poner en pie con una experiencia más que notable.
 

Sentimos ser tan duros pero necesitamos nuevas empresas y no nuevas ilusiones.