Actualizado el 11/04/2021

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Los pilares de las Nuevas Tecnologías y el proceso catalán

Los pilares de las Nuevas Tecnologías y el proceso catalán

Escrito por Tecnonews el 07/10/2014 a las 21:51:37
2030

Cuando alguien se pone a escribir sobre el proceso independentista de Cataluña, debe ser muy cauto. En un debate tan mezquinamente politizado como éste, es probable que lo único que consiga el texto, sea ganarse la crítica encolerizada de unos o de otros y los elegíos edulcorados de unos o de otros. Nuestra intención no es hacer ni lo primero ni lo segundo, nuestra peregrina voluntad es ver cómo las Nuevas Tecnologías y su influencia sobre la forma de pensar actual, podrían haber ayudado a que la cosa fuera muy distinta.

Las Nuevas tecnologías se fundamentan en dos pilares: el progreso y la apertura. En muy poco tiempo hemos visto como nuestras sociedades vivían una evolución sin precedente gracias a objetos como teléfonos móviles o la red; gracias a ellos cosas que teníamos asumidas como inamovibles e imposibles han cambiado de la noche a la mañana y la ley se ha adaptado a esos cambios. Por otro lado, también hemos asistido a una democratización de los pilares fundamentales de nuestra política y pese a que con frecuencia se califica a todos los políticos de corruptos, lo cierto es que gracias a internet y las tecnologías telemáticas, vivimos un momento histórico de democratización.

¿Podemos trasladar eso al debate de Cataluña? Las cabezas visibles de dicha discusión, en ningún momento se han caracterizado por ser estandarte del progreso político ni de la apertura en el diálogo.

Mientras en muchas ocasiones la sociedad española y catalana hacía esfuerzos por el entendimiento como permite con frecuencia la red, han sido algunos de sus representantes quienes no han actuado siguiendo los pilares de las Nuevas Tecnologías y han dilapidado toda vía de diálogo.

La ley se ha impuesto como un tótem inquebrantable mientras el progreso en las calles iba por otros derroteros. Nada de cambios, nada de asumir, como se hace en las Nuevas Tecnologías, que las leyes están al servicio de los humanos y no al contrario.

De igual modo que la sociedad griega clásica se reflejó en la filosofía para dar inicio a su apogeo, nuestras sociedades deberían reflejarse en las Nuevas Tecnologías para crecer. Sólo así hubiese sido posible evitar el momento de colapso que viviremos en breve y del que todos somos responsables en mayor o menor medida.