Actualizado el 20/09/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Las vacaciones son insustituibles

Las vacaciones son insustituibles

Escrito por tecnonews el 10/09/2020 a las 13:43:04
445

Estas han sido y seguramente para algunas personas siguen siendo, las vacaciones más anómalas de su vida. A las molestias que supone llevar mascarilla hay que incluir una retahíla de limitaciones en en beneficio de la salud colectiva que han condicionado nuestros días de relax. Al fin, quien ha podido, de un modo u otro se ha marchado de su lugar de residencia habitual o ha descansado en su domicilio de todo el año.

 

La pandemia ha demostrado que hay actividades que hasta la fecha realizábamos en el exterior y se pueden llevar a cabo, perfectamente, y aquí hay que reiterar esa perfección, en casa. El trabajo, por ejemplo, es una de esas actividades. El teletrabajo ha desenmascarado la irrelevancia de estar en un lugar físico para cierto empleos. Obviamente, existen profesiones que no pueden alejarse de ciertos lugares concretos, sin embargo, gran parte de los empleos nacidos con la revolución industrial, pueden ejecutarse desde el sofá de nuestras viviendas.

 

No son las únicas actividades que se pueden realizar sin moverse de casa. Ir a comprar, ver películas e incluso cierta actividad física que se realiza en el gimnasio, puede llevarse a cabo con una pantalla y una buena conexión a internet. Y pese a que no es sustituible hay ciertas relaciones sociales que se pueden gestionar mediante una videollamada.

 

Con todo, el periodo estival ha demostrado que hay algo que la tecnología, de momento, pues en este sector siempre hay que hablar con cautela, no ha sustituido. Es imposible pensar en unas vacaciones online. Podemos ver fotos de paisajes, vídeos de viajes e incluso cerrar los ojos y escuchar un audio con el sonido de la selva amazónica o de las olas mediterráneas chocar contra la playa, con todo, es imposible sustituir las vacaciones por algo que se le parezca y pertenezca a las Nuevas Tecnologías. Quizás en un futuro se desarrollen dispositivos sensoriales capaces de reproducir a la perfección el placer del tiempo libre, la brisa del mar o la montaña cuando se hace de noche. Sin embargo, por ahora, la demostración es palmaria: las vacaciones son desconexión y con eso las Nuevas Tecnologías no pueden competir.

 

Quedaría por preguntarse algo más: ¿la hiperconectividad a la que nos arroja la sociedad de la información asestará un duro golpe contra las vacaciones? El hecho de pasar todo el tiempo conectados está haciendo difuminar la barrera entre el tiempo que pasamos trabajando y el que no estamos haciendo nada. Pero bien, ese es otro debate que lleva cola.