Actualizado el 23/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. La sociedad de la Incomunicación

La sociedad de la Incomunicación

Escrito por Tecnonews el 16/04/2024 a las 19:51:45
941

Sonará un poco absurdo y paradójico que en una sociedad como la actual, donde tenemos todos los medios electrónicos a nuestro alcance para hablar y vernos a distancia, es muy difícil tener una conversación con otras personas. Nos explicaremos.

 

Cuando queremos contactar con otra persona, lo más fácil es enviar un mensaje, ya sea de SMS o de whatsapp, de pocas palabras para saber como esta, que hace, como está la familia o como va el proyecto que tiene entre manos. La otra persona nos contestará con otro mensaje igual de breve diciendo: todo bien. Y ahí se acaba la conversación. Los mas explícitos envían un mensaje de voz (mas de una vez habrán visto mensaje de más de cinco minutos) para explicar alguna cosa más.

 

Realmente, ¿No creen que se está abusando de los Whatsapp?. Eso puede ocurrir o porque no tengamos ganas de hablar con la otra persona o, como en el caso de los mensajes de voz, no queremos que nos interrumpan. Para ahondar en el tema, hay mucha gente que pone su mensajería de forma que no se vea si han leído o no un mensaje.

 

Ahora los políticos se envían entre ellos mensajes por X (Antigua Twitter). Tal vez es para que todos los ciudadanos vean que se comunican, aunque no se digan nada o busquen una frase ocurrente y si es ofensiva, mejor.

 

Hace tiempo nos referimos a los e-mail que aun siendo un método fantástico para comunicarnos, la gente los mira pero no los contesta. Es muy frecuente enviar un segundo mail diciendo: No se si recibiste el mail que te envié sobre… A ese segundo mail se acostumbra contestar con la típica frase: Disculpa, estoy a tope…, No lo recibí,…, … me fue a spam,… dependiendo de la imaginación y la confianza del interlocutor.

 

Efectivamente tenemos todos los medios, pero nos falta la comunicación. La inmediatez de los teléfonos móviles y la mensajería nos impide, hacer una llamada y hablar telefónicamente por no molestar. Esta falta de comunicación conduce irremediablemente a una falta de diálogo. Estamos perdiendo la costumbre de hablar y puede acabar en una falta de costumbre de dialogar.

 

Otro día hablaremos de la sociedad de la desinformación…