Actualizado el 23/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. La seguridad empieza en uno mismo

La seguridad empieza en uno mismo

Escrito por tecnonews el 28/06/2022 a las 20:04:28
1237

La historia es conocida. Espías internacionales utilizaron la aplicación de corredores de footing Strava para descubrir bases militares secretas. ¿Cómo es posible? Según The Guardian la última víctima de esta treta fue el ejército israelí, sin embargo, en anteriores ocasiones habían sido los militares de Estados Unidos, Alemania o Afganistán.

 

El truco funciona del siguiente modo. La aplicación para corredores permite geolocalizar el lugar donde los usuarios corren de forma regular. En una base militar entre las actividades que acostumbran a realizar los soldados está la de entrenarse corriendo para estar en forma. El problema viene cuando esas carreras se graban con la aplicación para runners. Fue de ese modo que los espías cuya nacionalidad no ha trascendido pudieron detectar donde estaban esas bases militares. Si, por un lado, aparecían miles de grabaciones de personas corriendo y por el otro, los mapas convencionales no ofrecían información sobre esos lugares, no hacía falta ser muy lince para saber que allí ocurría algo extraño.

 

No es el primer caso de la misma índole. Ya ha sucedido con aplicaciones de taxis. En este caso, los delincuentes pudieron determinar qué usuarios eran taxistas y donde vivían. El truco consistía en robar su casa cuando ellos no estaban o robarles cuando terminaban su día de trabajo.

 

Todos estos ejemplos nos demuestran algo muy simple. En esto de las tecnologías, implementar sistemas de seguridad de lo más sofisticados, en ocasiones, no tiene ningún sentido. La mayor seguridad se encuentra en los pequeños gestos. Seguramente los soldados espiados eran muy conscientes de los niveles de seguridad a los que estaban sometidos, sin embargo, no querían renunciar a Strava porque les informaba sobre su progreso como corredores. Dicho de otro modo, el fallo de seguridad más importante es el ego de los individuos, pues ningún corredor que publique sus marcas quiere quedarse para sí mismo sus logros.